Un jurista advierte de que la venta de preferentes fue una estafa a “gran escala”

El presidente de la Oficina Antifraude de Cataluña declara a título personal ante el Parlament

El director de la Oficina Antifraude, Daniel de Alfonso, ha denunciado este lunes que la venta masiva de participaciones preferentes a inversores minoritarios y ahorradores formaba parte de una "gran estafa" diseñada desde la cúpula de las entidades. En su comparecencia ante la comisión del Parlament que investiga la crisis de las cajas y la vulneración de los derechos de los consumidores, De Alfonso ha repetido en varias ocasiones que ésta es su opinión como jurista y que no tenía "miedo a darla", aunque está desvinculada de la oficina Antifraude que dirige, donde no ha entrado ninguna denuncia por preferentes.

"En 2009 se colocaron en España 13.000 millones de euros en preferentes. No se puede decir que el inversor tendría que saber que no se dan duros a cuatro pesetas, porque no se estaban dando duros a cuatro pesetas, sino que se estaba vendiendo moneda falsa. Es duro, pero es la verdad", ha subrayado. En opinión de este jurista, se podría exigir una responsabilidad penal a las entidades financieras por la colocación de estas participaciones preferentes a pequeños inversores tal y como se hizo, ya que utilizaron esta práctica para recapitalizarse, por lo que cree que hay "indicios" de la comisión de una "gran estafa".

De Alfonso ha exculpado a los directores de las oficinas de las entidades financieras y ha centrado toda la responsabilidad en el director general y la cúpula directiva del consejo de administración. Preguntado por los diputados por si la Fiscalía General del Estado debería actuar ante esta presunta estafa, el jefe de la oficina Antifraude de Cataluña ha apuntado que "podría no ser una mala idea", pero ha advertido de que una operación de estas dimensiones "ralentizaría" la aplicación de la justicia, por lo que sería mejor actuar a un nivel más pequeño. Actualmente, la única causa en marcha que investiga la relación de los consejos en la comercialización masiva de las preferentes es la que está en marcha en la Audiencia contra el expresidente Miguel Blesa y sus consejeros.

"Para mí lo que ha ocurrido es una gran estafa con múltiples perjudicados, sin perjuicio de lo que pudiera decidir finalmente un juez que valore las pruebas", ha dicho. El jurista ha asemejado la confianza que un pequeño inversor o ahorrador tenía en la entidad financiera que le recomendaba ese producto financiero con la que tiene hacia un especialista en medicina. "Era el doctor de sus ahorros", ha apuntado.

De Alfonso también ha responsabilizado de la polémica de las preferentes a los reguladores, el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), tras criticar que este último no lanzara ninguna advertencia hasta el 2007. "¿Qué comisión de control es ésta? Hablamos de 13.000 millones de euros. Se tenía que haber dado cuenta antes y pedir una comparecencia al ministro de Economía", ha asegurado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS