Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del BBVA gana 5,16 millones de euros en 2013

Las remuneraciones en metálico aumentan hasta superar los tres millones

El resto del salario lo recibirá en acciones y con pagos en diferido

El consejero delegado también recibirá un 1,76% más con 3,75 millones

El presidente del BBVA, Francisco González, durante la presentación de los resultados de 2013.
El presidente del BBVA, Francisco González, durante la presentación de los resultados de 2013.

El presidente de BBVA, Francisco González, percibirá una remuneración total de 5,167 millones de euros con cargo a 2013, lo que supone un aumento del 0,96% frente a 2012, según ha informado el banco este viernes a la CNMV. El salario del pasado ejercicio, que no cobrará en su totalidad hasta 2017 tras el cambio de la política de remuneraciones en la entidad, se desglosa en 3,5 millones de euros de sueldo fijo y variable en metálico y en 1,6 millones de euros por el bonus que se entregará en acciones.

Por su parte, la remuneración total del consejero delegado de BBVA, Angel Cano, alcanzó los 3,751 millones, un 1,76% más que el año anterior, y tampoco la cobrará en su totalidad hasta 2017. Para Cano, el importe de remuneración será de 2,7 millones euros en metálico (fijo y variable) y 0,99 millones en importe correspondiente a acciones. Además, el consejero delegado de la entidad, que asumió el cargo en septiembre de 2009, recibió un millón de euros para su plan de pensiones, que ya asciende a 22,7 millones.

El banco aprobó en 2012 el pago de parte del sueldo en diferido. Esta decisión se engloba en la nueva política de no alentar la asunción de riesgos con salarios altos y que, tras el papel que tuvo este hecho en el origen de la crisis financiera, es extensible a todo el sector. El sistema del BBVA estipula así que al menos el 50% del total de la retribución variable anual se abonará en acciones y que el pago del 50% de esta remuneración se diferirá en el tiempo durante períodos de tres años siguientes a su liquidación.

El consejo también propondrá a la junta de accionistas aprobar un plan de retribución variable en acciones para 2.200 directivos. Con este sistema, el banco compensará a sus trabajadores de mayor rango con un máximo de 18,5 millones de títulos, representativos del 0,32% del capital social. De ellos, 584.000 podrán destinarse a los consejeros ejecutivos y 1,22 millones a los demás miembros de la alta dirección. El precio de las acciones a entregar como resultado del incentivo para este año será el de apertura de mercado del día de su entrega. A precio del cierre de este jueves (8,96 euros), este paquete de acciones asciende a 165 millones.

Acciones disponibles un año

Además, tal y como recuerda EP, se establecía que las acciones entregadas estarán indisponibles durante un año desde el momento de su entrega y que el abono de la retribución variable diferida queda, además, sujeta a 'cláusulas malus' o supuestos que pueden limitar o impedir el cobro de la parte diferida.

Durante 2014 González y Cano sólo percibirán el 50% de la retribución variable anual (en efectivo y en acciones) antes indicada correspondiente al ejercicio 2013. La otra mitad de la retribución variable anual de 2013 quedará diferido para ser pagado en los próximos tres años.

De acuerdo con estas reglas, González recibió 785.000 euros por el variable de 2012 y otros 379.000 euros de 2011 y anteriores. Cano, de su lado, cobró 478.000 euros y 244.000 euros correspondientes a los pasados ejercicios.

BBVA cerró 2013 con un aumento de los beneficios del 33%, hasta los 2.228 millones, pese a las pérdidas en España. El beneficio creció gracias a que las operaciones financieras subieron un 43% y a que el banco realizó menores provisiones. Todos los márgenes de la cuenta de resultados se mantuvieron a la baja, como el año anterior.