GM dejará de vender Chevrolet en Europa para no competir con Opel

La salida del mercado europeo tendrá un impacto en las cuentas del grupo de 740 millones La compañía anuncia la supresión gradual de su red de concesionarios en España

Un fotógrafo retrata un Chevrolet Corvette, en Ginebra.
Un fotógrafo retrata un Chevrolet Corvette, en Ginebra.FABRICE COFFRINI (AFP)

La multinacional General Motors acepta lo evidente: para poder resucitar de una vez por todas su filial Opel-Vauxhall, debe sacar antes del mercado europeo los coches de Chevrolet. Así que, tras años de una costosa reestructuración de sus operaciones en el Viejo Continente, el gigante de Detroit anuncia que en dos años dejará de vender los coches de la marca de la paloma para que no sea un competidor.

GM ofrece la salida como una medida para reforzar su estrategia de marca. “Chevrolet no tendrá presencia en Europa Occidental y del Este debido a un cambio en el modelo de negocio”, señala la compañía, a la vez que hace referencia a las dificultades que atraviesa la compañía por la situación económica. Esto reducirá, explica, la “complejidad” de tener dos marcas similares.

El abandondo de la marca coincidirá con el plan de expansión de Cadillac en la región

El fabricante de Detroit reintrodujo la marca Chevrolet en Europa en 2005. Se concentró en vender pequeños utilitarios, como el Aveo y el Spark, que fabricaba GM Daewoo en Corea del Sur. Dejará de importarlos desde final de 2015. La cuota de mercado en Europa para los Chevys es del 1,2% mientras que la de Opel y su hermana británica Vauxhall es del 6,7%.

Chevrolet, que por si solo sería el cuarto mayor fabricante del mundo de coches, está esencialmente canibalizando a Opel. Y viceversa. GM vendió 388.000 vehículos en Europa en el tercer trimestre a través de las dos marcas que comercializa, de un total de 2,4 millones de unidades globales. En el caso concreto de los Chevy fueron 138.000 vehículos, frente a los 249.000 de Opel.

Más información

Los últimos resultados de GM muestran una mejora de su negocio en Europa. En el tercer trimestre redujo las pérdidas en esa división a 214 millones de dólares, frente a 487 millones en el mismo periodo de 2012. En lo que va de año, las pérdidas en Europa se acercan a los 500 millones, menos de la mitad que en 2012. El objetivo es ser rentable para mediados de esta década. Las ventas de GM en Europa fueron de 4.858 millones entre junio y septiembre, sobre un total de 38.980 millones para todo el grupo.

La salida progresiva de Chevrolet de este mercado tendrá un impacto medio de 850 millones de dólares en la primera mitad de 2014. La multinacional estadounidense tiene 36.000 empleados en Europa, sobre un total de 220.000 a escala mundial.

GM decide sacar Chevy del mercado europeo cuando esa marca gana peso a escala global. Para el caso concreto de España, fuentes de Chevrolet señalan que existe un compromiso de dos años con los concesionarios nacionales, a los que se les ofrecerá convertirse en talleres autorizados de la marca. La garantiza no se verá afectada. La red se irá reduciendo de forma progresiva.

Reino Unido queda al margen de este cambio de estrategia comercial. También Rusia. Los únicos modelos que seguirá vendiendo GM bajo la marca Chevrolet serán los considerados icónicos, como los Corvette, que se fabrican por pedido. A la vez que trata de salvar Opel, prepara el camino para la llegada de los coches de alta gama Cadillac en tres años.

Dan Akerson cree que este cambio de modelo comercial en Europa le permitirá poner más énfasis en Cadillac, que compite en EE UU con BMW y Audi. Al mismo tiempo, señala, podrá invertir más en los mercados donde Chevrolet puede crecer, como Asia y América Latina. En principio la decisión no se espera afecte al acuerdo que tiene con PSA/Peugeot-Citröen.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción