Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL BRASIL 2014

El Gobierno brasileño exige explicaciones a los hoteles por sus precios en el Mundial

Para evitar abusos durante el Mundial, el Gobierno anunció el pasado octubre la creación de un grupo interministerial que se ocupará de hacer un seguimiento a los precios de los pasajes aéreos, hoteles y restaurantes. EFEArchivo Ampliar foto
Para evitar abusos durante el Mundial, el Gobierno anunció el pasado octubre la creación de un grupo interministerial que se ocupará de hacer un seguimiento a los precios de los pasajes aéreos, hoteles y restaurantes. EFE/Archivo EFE

El Gobierno brasileño exigió explicaciones a varias cadenas hoteleras por las subidas de precios "abusivas" durante el Mundial de fútbol de 2014, informaron hoy fuentes oficiales.

La Secretaría Nacional del Consumidor (Senacon), vinculada al Ministerio de Justicia, dio 48 horas de plazo a las principales cadenas hoteleras del país para que expliquen las alzas de las tarifas en la época del Mundial, que se juega en doce ciudades entre el 13 de junio y 12 de julio.

Fueron notificadas las redes Accor, Choice, Louvre, Blue Tree, Nacional Inn, Wyndham, IHG y Bourbon, además del Foro de Operadores Hoteleros de Brasil y la Asociación Brasileña de la Industria de Hoteles, según informó la Agencia Brasil (oficial).

El Gobierno también está presionando a las aerolíneas después de que la prensa airease que los precios de los vuelos internos se han disparado durante el Mundial.

Para evitar abusos, el Gobierno anunció el pasado octubre la creación de un grupo interministerial que se ocupará de hacer un seguimiento a los precios de los pasajes aéreos, hoteles y restaurantes.

El año pasado, en vísperas de la Conferencia de la ONU sobre el Desarrollo Sostenible Río+20, que se celebró en Río de Janeiro, varias delegaciones extranjeras amenazaron con no acudir por los precios abusivos de los hoteles.

La situación finalmente se resolvió con un acuerdo intermediado por el Gobierno y los precios volvieron a sus niveles habituales, pero el problema se repitió en julio pasado con motivo de la visita del papa Francisco, que acudió a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), celebrada en Río de Janeiro.