Telecom Italia vende al mexicano David Martínez su filial argentina

La operadora italiana está controlada por Telefónica y necesita fondos para reducir su deuda e invertir

Telecom Italia, cuyo principal accionista es Telefónica, anunció este jueves que venderá el 22,7% y la gestión de Telecom Argentina - la séptima empresa más grande de este país - al fondo de inversión estadounidense Fintech, propiedad del mexicano David Martínez. Telecom Italia necesita fondos para reducir su deuda, que asciende a 29.000 millones de euros y que ha sido tachada de “basura” por la calificadora de riesgo crediticio Moody’s. La compañía también necesita ingresos para emprender inversiones, por ejemplo, para llevar la fibra óptica a la mitad de la población italiana en 2016 en medio de la crisis que sufre el país europeo. La cifra de la operación no ha sido revelada pero el 22,7% de Telecom Argentina - segunda operadora del sector después de la filial de Telefónica -cuesta en el mercado bursátil unos 1.400 millones de dólares, sobre un valor total de la compañía de 6.100 millones.

Telefónica es el principal accionista de Telco, la sociedad que controla el 22,3% de Telecom Italia. En septiembre pasado, anunció que aumentará poco a poco su participación en Telco del 46% al 64,9%, en detrimento de los bancos italianos Generali, Intesa Sanpaolo y Mediobanca. El grupo español que lidera César Alierta chocó inmediatamente después con el entonces presidente de Telecom Italia, Franco Bernabé, que acabó renunciando y siendo reemplazado por Marco Patuano. Bernabé quería que los socios de la empresa la capitalizaran, pero Alierta sostenía que debían venderse activos. Es así que Telecom Italia se desprenderá ahora de la tercera operación más grande que tiene, después de la de su país y Brasil. También venderá 17.000 torres en el gigante sudamericano y en Italia y las salas de cine en su país. Además, emitirá deuda por 1.300 millones de euros. Con la venta anunciada este jueves queda prácticamente descartado que Telecom Italia venda su filial brasileña TIM, que compite con Telefónica, la local Oi y Claro, la empresa del mexicano Carlos Slim.

Telefónica y Telecom Argentina son las dos operadoras herederas de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL), que el Gobierno de Carlos Menem (1989-1999) privatizó a principios de los 90. En un principio, Telecom Argentina pertenecía a Telecom Italia y France Télécom, que tras la crisis argentina de 2002 se marchó y vendió su parte al grupo local Werthein. Telecom Italia acabó dominando la empresa con su actual 26,9%, frente al 8,9% de Werthein. Pese a que Telefónica ingresó al capital de la empresa italiana en 2007, las autoridades reguladoras del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner no exigieron que Telecom Argentina se vendiese a otro accionista. Solo dispusieron que Telefónica no participara en las discusiones del consejo de administración de Telecom Italia en las que se hablara de Argentina. El tercer operador de este país es Claro.

Con la operación anunciada este jueves, Telecom Argentina quedará controlada por Fintech, el fondo de Martínez, mientras que el grupo italiano retendrá solo el 4,2%. Fintech ya tenía en Argentina el 40% de la principal operadora de televisión por cable e Internet, Cablevisión, cuyo restante 60% pertenece al Grupo Clarín, enfrentado al Gobierno de Fernández. Pero Martínez, un experto en comprar títulos de países y empresas en problemas y que este año adquirió el 5% de Banco Sabadell, ha tejido una buena relación con el kirchnerismo. A diferencia de Clarín, el único grupo que litigó hasta el final contra la ley que regula los medios audiovisuales, Fintech presentó el año pasado una propuesta para adecuarse a esa norma que acaba de ser declarada constitucional por la Corte Suprema de Argentina. Además, Martínez escribió en marzo pasado un artículo en Financial Times contando que él había comprado deuda de Argentina tras la suspensión de pagos de 2001 para entrar después en la reestructuración de 2005. Martínez reclamaba en el periódico que la justicia norteamericana no fallara a favor de los que fondos buitres que no aceptaron el canje porque, según su opinión, se pondría en riesgo el sistema mundial de refinanciación de pasivos soberanos. De momento, un juez de primera instancia y un tribunal de apelaciones de EE UU han sentenciado en contra de Argentina, pero falta la decisión final de la Corte Suprema de la superpotencia.

Telecom Italia destacó este jueves el crecimiento en Argentina del negocio de telefonía móvil y banda ancha, aunque recordó que continúa vigente la congelación de tarifas del fijo desde 2002, pese a la inflación superior al 20% anual de todos los años desde 2007, con excepción de 2009. Telecom Argentina aporta el 13% de los ingresos de la empresa italiana y en los primeros nueve meses de 2013 ganó 2.453 millones de euros. Su transferencia a Fintech aún debe terminar de ser acordada por las partes y tendrá que someterse a la autorización de la Secretaría de Comunicaciones y la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia de Argentina. En este país, la ley de medios audiovisuales que cuestiona Clarín prohíbe que una misma empresa dé el servicio de telefonía, Internet y televisión.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS