CRISIS UE

El Eurogrupo comienza a prepararse de cara a las pruebas europeas a la banca

El ministro de Finanzas holandés y presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, conversa con la ministra de Finanzas lusa, Maria Luís Albuquerque, durante la reunión del Eurogrupo celebrada en Luxemburgo, el 14 de octubre del 2013.
El ministro de Finanzas holandés y presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, conversa con la ministra de Finanzas lusa, Maria Luís Albuquerque, durante la reunión del Eurogrupo celebrada en Luxemburgo, el 14 de octubre del 2013.EFE

El Eurogrupo reiteró hoy su "amplio respaldo" a la secuencia en la que se podrá recapitalizar la banca en caso de que las pruebas de resistencia europeas y la evaluación de los balances arrojen necesidades de capital, además de estudiar la necesidad de "cortafuegos" adecuados para la liquidación bancaria.

Los ministros de Finanzas de la eurozona abordaron hoy la disponibilidad de instrumentos financieros nacionales y europeos en preparación de los test de estrés que la Autoridad Bancaria Europea (ABE) efectuará a la banca en 2014 y el análisis de la calidad de los activos bancarios que hará el Banco Central Europeo (BCE), que asumirá su tarea dentro de un año.

La Unión Europea (UE) aprobará mañana definitivamente y sin discusión el paquete legislativo que crea el supervisor bancario único, después de que el Parlamento Europeo (PE) ya diera su consentimiento en septiembre, con lo que se iniciará la cuenta atrás para que el BCE asuma plenamente su tarea en otoño de 2014.

El BCE publicará además en las próximas semanas una comunicación en la que indicará cómo pretende llevar a cabo el análisis de los balances de la banca.

Los ministros "mostraron un amplio apoyo al mantenimiento de la secuencia de los cortafuegos acordados", señaló el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, en rueda de prensa.

Los bancos que requieran capital tras las pruebas de resistencia y de su balance tendrán que conseguir primero el dinero en el mercado o mediante quitas a accionistas y bonistas júnior.

Solo después podrá recurrir a dinero público o, en última instancia, al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), en cuyo caso se aplicará el "modelo español", es decir un crédito para recapitalizar indirectamente las entidades a través del Gobierno.

El segundo asunto de la reunión de hoy fueron los posibles mecanismos de apoyo a los fondos de resolución y liquidación bancaria, ya sean nacionales, previstas en una regulación que se está negociando con el PE, o uno único, como propuso en verano la Comisión Europea (CE) y cuyo debate solo ha comenzado.

En términos generales, estos fondos serán financiados mediante tasas impuestas al sector, pero harán falta varios años para alcanzar un volumen suficiente.

"Mientras y en caso de que hubiera una necesidad urgente de financiación, debería haber mecanismos de apoyo adecuados establecidos", explicó Dijsselbloem.

Una posibilidad podría ser que el fondo europeo de rescate, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), funcione como "bombero" y "proporcione financiación a modo de puente durante un corto periodo de tiempo, mientras que los fondos de resolución recuperen el dinero posteriormente del sector bancario", indicó.

Dijsselbloem señaló que, tras el acuerdo político alcanzado por los ministros sobre la recapitalización directa, ésta "en principio" estará disponible una vez esté funcionando plenamente el supervisor bancario único.

"Si fuera posible utilizarlo antes, existe una posibilidad en circunstancias excepcionales", afirmó.

Todos estos asuntos serán abordados también en la reunión de mañana de los ministros de Economía y Finanzas de la UE y en la reunión del Eurogrupo de noviembre.

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, aclaró que, bajo el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, las inyecciones públicas de capital son consideradas, en términos generales, como una medida única o temporal y relevante para la estabilidad financiera y, por ende, no cuentan en el contexto del procedimiento por déficit excesivo.

Por otra parte, el Eurogrupo abordó los rescates a Irlanda, Portugal y Grecia, así como el programa de asistencia financiera a la banca española.

En el caso de España el debate reflejó la "idea general" compartida por los socios de la eurozona de que podrá dar carpetazo al plan cuando expire a finales de año sin recurrir a nuevas medidas de acompañamiento o a una prórroga del mismo.

La buena marcha de las reestructuración bancaria, la mejora de la situación económica del país y el cumplimiento de las condiciones pactadas a cambio de la ayuda, junto con la firme oposición de España a dar continuidad al programa, han permitido a los Diecisiete empezar a hablar abiertamente del fin del programa, aunque tomarán una decisión final en su reunión de mediados de noviembre.

Normas
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción