Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CHILE ESPAÑA

España tuvo que reinventarse económicamente, dice su embajador en Chile

El embajador de España en Chile, Iñigo de Palacio (c). EFEArchivo Ampliar foto
El embajador de España en Chile, Iñigo de Palacio (c). EFE/Archivo EFE

"España ha atravesado un año duro, complicado", admitió hoy el embajador español en Chile, Íñigo de Palacio, quien consideró que su país "ha tenido que reinventarse económicamente".

"Si miramos hacia atrás, muchos habrían descontado que España iba a ser intervenida económicamente por Europa, porque la situación era sumamente compleja", declaró De Palacio durante una recepción celebrada en Santiago con motivo del Día de la Fiesta Nacional.

"Y sin embargo, como tantas otras veces ha ocurrido en nuestra historia, hemos conseguido salir adelante", destacó el diplomático durante el acto, al que asistieron los ministros chilenos de Economía y de Desarrollo Social, así como los presidentes de la Corte Suprema y del Tribunal Constitucional, entre otras personalidades.

"Estamos superando la recesión. El camino ha sido sumamente duro; en realidad, España ha tenido que reinventarse económicamente. Y lo hemos hecho por la vía de los ajustes y las reformas económicas", explicó el embajador.

"Hoy, todos los analistas internacionales reconocen que estamos enfrentando la senda de una recuperación que, aunque incipiente y con dificultades, está ahí, al alcance de la mano", subrayó el embajador de España.

De Palacio aseguró que la externalización de la economía española ha sido posible gracias al dinamismo de sus empresas, muchas de las cuales "ocupan hoy lugares muy importantes en el escenario económico internacional" mientras que otras han salido a "buscar nuevas oportunidades".

Tras destacar que España encabeza la inversión extranjera directa acumulada en Chile, el embajador manifestó que este país "es un lugar verdaderamente privilegiado para mostrar la pujanza" del sector exterior español.

De Palacio se refirió al proceso de instalación de las empresas españolas que ven a Chile "como una plataforma de acción regional", un fenómeno que a su juicio se debe a que este país "ha conseguido generar un marco de seguridad y confianza para los inversores extranjeros".

"Nuestras empresas confían firmemente en el futuro de Chile", aseguró el diplomático español.

"Estamos convencidos de que cualquiera que sea la vicisitud política o económica que se presente, siempre habrá a nuestro alcance nuevas posibilidades de colaboración para contribuir al desarrollo de Chile y de España", concluyó Íñigo de palacio.