EEUU OBAMA

Obama dice que tras cinco años de Lehman, EE.UU. ha creado nuevos "cimientos" económicos

El presidente de Estados Unidos Barack Obama pronuncia un discurso en la oficina ejecutiva del edificio Eisenhower, en Washington, DC, EE.UU.
El presidente de Estados Unidos Barack Obama pronuncia un discurso en la oficina ejecutiva del edificio Eisenhower, en Washington, DC, EE.UU.EFE

El presidente de EEUU, Barack Obama, dijo hoy que cinco años después de que la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers desencadenara la crisis global, su país ha conseguido colocar "unos nuevos cimientos para el crecimiento económico".

No obstante, agregó, Estados Unidos no está aún "donde debería estar" y prometió por ello que seguirá trabajando para conseguir que el Congreso acuerde medidas para fortalecer a la clase media y "poner escaleras" para los más pobres, para que mejoren su situación.

Agregó que desde que llegó al poder en 2009 su labor ha sido "limpiar las ruinas" y trabajar para que no se vuelvan a cometer abusos hipotecarios o financieros como los que condujeron a la crisis de 2008, desencadenada el 15 de septiembre con la quiebra de Lehman Brothers y que aún arrastra consecuencias a nivel global.

En una comparecencia ante la prensa en Washington, Obama aseguró que seguirá "dedicando cada día" de su segundo mandato a conseguir la seguridad económica y a dar "oportunidades para todos".

"En los últimos tres años y medio nuestras empresas han creado siete millones y medio de empleos nuevos, el desempleo ha bajado, el mercado inmobiliario se recupera y nuestro sistema financiero es más seguro", desglosó el presidente estadounidense.

Para ello, el presidente exigió a la oposición republicana en el Congreso un compromiso de aprobar un plan presupuestario "sensible", lo que dijo no puede estar sujeto a negociaciones para ampliar el techo de endeudamiento, que se alcanzará a mediados de octubre.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

El presidente recordó que desde 2011, cuando se abrió a negociación la autorización del Congreso para que el Gobierno federal aumente su límite de deuda, "la mera sugerencia de una suspensión de pagos afecta al crecimiento".

Obama advirtió de que no está dispuesto a dar contrapartidas en asuntos presupuestarios por un aumento del techo de deuda y recordó que no aprobar la medida en el Congreso sería "un hito de irresponsabilidad" y él no negociará con "la confianza y el crédito de los Estados Unidos".

Asimismo, el mandatario defendió como un avance clave en la mejora de las condiciones económicas de la mayoría de los ciudadanos la reforma sanitaria de 2010, conocida como "Obamacare", y recordó que tras su reelección el pasado noviembre se demostró que los estadounidenses no desean que sea revocada.

En su opinión, negar el seguro médico a 30 millones de personas no es "el camino para el crecimiento económico" y aseguró que no se puede jugar con ese asunto para ganar "puntos políticos".

Normas
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS