Catalunya Banc comunica a los sindicatos que el ERE afectará a 2.500 empleados

La entidad gana 183 millones gracias a las plusvalías por el canje de preferentes Los ingresos por intereses caen un 21% y las comisiones un 16%

Catalunya Banc presentó este miércoles a los sindicatos un paquete de documentación que cifra en unos 2.500 los empleados que resultarán afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que está previsto comenzar a negociar el 20 de agosto. El ajuste, previo a la venta de la nacionalizada hoy en manos del FROB y prevista para octubre, supone el cierre de 450 de las 1.163 oficinas. Del total de plantilla afectada, entre unos 1.600 corresponderán a empleados ubicados fuera de Cataluña. La plantilla global del grupo asciende a casi 7.000 empleados, por lo que el ajuste afectará al 35%.

La entidad comunicó también este miércoles que ganó 183 millones de euros durante el primer semestre de 2013, una cifra que supone el retorno a beneficios después de su nacionalización en 2011. Los resultados de la entidad, que ha recibido 12.000 millones de euros de ayudas, llegan tras finalizar su reestructuración y gracias a las plusvalías obtenidas por el canje de deuda subordinada y preferentes. Con todo, los ingresos de la entidad por intereses y comisiones han caído.

Los ingresos por operaciones financieras se reducen un 21%, hasta los 896 millones, con lo que el margen de intereses, principal fuente de ingresos, se sitúa en 264 millones de euros, un 5,9% menos que entre enero y junio de 2012. Otra de las principales partidas de la entidad, la de comisiones, se contrae un 16%, a 137 millones.

El banco controlado por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB, accionista principal con el 66%) atribuye el descenso del margen de intereses al traspaso de los créditos inmobiliarios a la Sareb, que permite alcanzar una liquidez de 17.000 millones. Tras el traspaso al banco malo, los activos inmobiliarios representan el 2,1% de los activos del balance. El core capital es del 9,77%.

Frente a los descensos del negocio, el canje de las preferentes ha permitido a la entidad anotarse unos ingresos de 536 millones en el apartado de operaciones financieras y diferencias de cambio, una cifra extraordinaria que no se puede repetir. Con una reducción de los gastos de explotación del 9,2% —que se incrementará con el ajuste de plantilla—, el resultado de explotación asciende a 542,2 millones y la entidad ha destinado 353 millones a provisiones.

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS