ARMANDO SENRA / Director general de BlackRock para España, Portugal y Latinoamérica

“Ahora hay que pensar en cómo crecer”

Armando Senra, en la sede de BlackRock en Torre Picasso (Madrid)
Armando Senra, en la sede de BlackRock en Torre Picasso (Madrid)CARLOS ROSILLO

BlackRock es la mayor gestora de fondos de inversión del mundo con un patrimonio bajo gestión cercano a 2,8 billones de euros. Armando Senra (México, 1971) es el responsable en España, Portugal y Latinoamérica de este portaaviones de los mercados.

Pregunta. ¿En qué momento nos encontramos, desde el punto de vista de la inversión?

Respuesta. Somos optimistas, no sin cierta precaución, en cuanto al crecimiento económico global. Creemos que EE UU tiene potencial a medio y a largo plazo. En China, la situación se ha estabilizado tras el cambio de Gobierno, y su crecimiento, aunque no será el de hace unos años, es bastante estable. Por su parte, Japón ha sido una sorpresa positiva por el cambio de política de su banco central y contribuirá al crecimiento mundial. En el caso de Europa, la recuperación está siendo bastante frágil, pero el contexto es mucho mejor que hace un año cuando se dudaba incluso de la continuidad del euro. Lo que no vemos, de momento, es crecimiento.

P. BlackRock llegó a sugerir que España debía pedir el rescate. ¿Qué piensan ahora?

“El riesgo de invertir en bonos es mayor que el de hacerlo en acciones”

R. Lo que dijimos es que si España pedía asistencia exterior transmitiría tranquilidad al mercado. Está claro que las iniciativas del Banco Central Europeo han sido una señal bastante clara para los inversores. El hecho de que Mario Draghi dejase claro que actuarían en el momento en que un país solicitase ayuda ha sido suficiente para que España no tuviera que activar el rescate y ha provocado una caída de la prima de riesgo y una mejora de las condiciones de financiación del país.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

P. En este contexto, ¿qué activos de inversión recomiendan?

R. Eso siempre dependerá del perfil del cliente pero, si tenemos que dar una recomendación general, la renta variable sigue siendo nuestro activo favorito. En algún momento, los bancos centrales empezarán a subir los tipos y eso es una amenaza para la renta fija. El riesgo de invertir en bonos es mucho mayor ahora mismo que hacerlo en acciones, aunque una cartera siempre debe de estar diversificada. Las compañías que nos gustan son aquellas que pagan un buen dividendo. La rentabilidad del dividendo protege contra la inflación y, además, las compañías que remuneran bien a sus accionistas suelen contar con un balance saneado y un negocio con exposición global.

“Nos gustan aquellas compañías que pagan buen dividendo”

P. En EE UU hay críticas a la política de tipos cero de la Reserva Federal. Acusan a Ben Bernanke de penalizar los intereses de los millones de inversores, sobre todo de aquellos que tienen un plan de pensiones. ¿Qué opina?

R. La Fed no está atacando a los inversores, lo que está haciendo es cumplir con su mandato, que no es otro que reanimar la economía. Es cierto que las políticas monetarias que se están aplicando, si se perpetúan en el tiempo, se pueden ver como una tasa a la población, ya que la inversión más conservadora no genera apenas rendimiento. Sin embargo, la economía de EE UU podría haber estado mucho más tiempo en recesión sin estos estímulos.

P. Otro de los riesgos de tipos tan bajos es la creación de burbujas. Muchas Bolsas mundiales están en máximos históricos. ¿Cree que hay activos con precios que no están justificados?

“Latinoamérica es mucho más que una historia vinculada a las materias primas”

R. Una política monetaria expansiva, si se mantiene durante un periodo ilimitado puede llegar a crear burbujas, pero no creo que ahora mismo la situación sea esa. En los últimos meses ha habido mucha entrada de dinero en la renta variable debido a la gran cantidad de liquidez que hay en el sistema. Sin embargo, los beneficios empresariales dan soporte a la apreciación de las cotizaciones.

P. ¿Cree que tiene sentido, a la vista de los resultados, mantener las medidas de austeridad?

R. Las políticas de austeridad aplicadas en algunos países europeos como España han sido las adecuadas para crear las bases del futuro crecimiento económico. Es cierto que ahora que en Europa se ha logrado una mayor estabilidad hay que empezar a pensar en cómo crecer. El desempleo, principalmente el juvenil, es el mayor problema, y los Gobiernos deben alentar políticas para la creación de pymes y para que el crédito fluya al tejido empresarial. Europa también se enfrenta al reto de ser más competitiva, por lo que el euro, a su nivel actual, sigue cotizando demasiado caro y frena las exportaciones.

P. ¿Se han tapado los agujeros del sistema financiero español?

R. Existe una gran separación entre la gran banca diversificada globalmente y el resto de entidades donde todavía hay dificultades. ¿Están resueltos todos los problemas? Posiblemente no, pero estamos más cerca del final que hace un año.

P. ¿Cuál es la exposición de BlackRock a la deuda soberana de la periferia europea?

R. En 2012 empezamos a sobreponderar en nuestras carteras la deuda pública de países como España. Ahora que los diferenciales de la prima de riesgo se han reducido estamos neutrales, ya que pensamos que los bonos están mucho más cerca de lo que llamaríamos su precio justo.

P. ¿Qué falla para que la industria de la inversión colectiva no despegue en España?

R. En el sector de la gestión de activos en España hay dos condicionantes. Por un lado, el alto interés que históricamente han pagado los depósitos bancarios. Por otro, existe una desconfianza generalizada en los mercados como consecuencia de la crisis. Todos los miembros de la industria debemos trabajar en la educación de los clientes respecto a las ventajas de los fondos de inversión. Por ejemplo, hay que explicar que con la mayor esperanza de vida no bastará con invertir en depósitos o en renta fija para mantener nuestro nivel de vida tras la jubilación. En cualquier caso, los datos del primer trimestre del año respecto a la entrada de dinero en la industria fueron esperanzadores.

P. El BBVA ha vendido parte de su gestora en Latinoamérica, y parece que el Banco Santander estaría dispuesto a vender su división. ¿Podría estar interesado BlackRock en estos negocios?

R. Ahora no estamos mirando adquisiciones de ese tamaño. Nos estamos enfocando en cubrir necesidades regionales y en incrementar nuestras capacidades en áreas como la gestión activa. Tenemos claro que aquel que sea capaz de generar rentabilidades para sus clientes se llevará la mayor parte de los flujos. El mercado ya no es tan complaciente como hace unos años: los clientes van a entrar solo en el mejor producto.

P. ¿Cómo ve Latinoamérica?

R. Somos muy positivos con Latinoamérica. Creo que hay una visión equivocada de la región, ya que no es una historia solo vinculada a las materias primas, sino al creciente potencial de consumo de una población muy joven. El país que más nos gusta ahora mismo es México. Sus costes laborales son muy competitivos y eso atraerá empresas de EE UU. Además, el Gobierno está centrado en acometer dos grandes reformas como son la fiscal y la energética. Si México abre su sistema energético a empresas extranjeras creará un sistema de producción más eficiente, lo que podría añadir dos puntos porcentuales más al crecimiento potencial de su PIB.

Sobre la firma

David Fernández

Es el jefe de sección de Negocios. Es licenciado en Ciencias de la Información y tiene un máster en periodismo por EL PAÍS-UAM. Inició su carrera en Cinco Días y desde 2006 trabaja en EL PAÍS, donde se ha especializado en temas financieros. Ha ganado los premios de periodismo económico de la CNMV, Citigroup, Aecoc y APD.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS