El grupo de Bankia vuelve a los beneficios “en un entorno complicado”

La entidad gana 177 millones hasta marzo y prevé alcanzar los 800 en 2013

El director general de Presidencia de Bankia, José Sevilla, durante la presentación de los resultados.
El director general de Presidencia de Bankia, José Sevilla, durante la presentación de los resultados.LUIS SEVILLANO

Utilizando el símil futbolístico, José Sevilla, director general de Presidencia de Bankia, se mostró satisfecho por los resultados obtenidos por el grupo hasta marzo, aunque admitió: “Solo estamos en la primera parte del primer tiempo del partido. Hemos empezado con buen pie, pero nos quedan 11 trimestres más para cumplir con el plan de Bruselas”.

Fuente: Bankia.
Fuente: Bankia.EL PAÍS

Después de recibir 22.464 millones de ayudas de los contribuyentes y perder 21.200 millones en 2012 (los mayores números rojos de la historia española), la cuenta de resultados de BFA-Bankia comenzó a levantar el vuelo. Todavía con cifras pequeñas. Hasta marzo el grupo tuvo un beneficio neto de 213 millones, que queda en 177 millones tras descontar lo que corresponde a los socios minoritarios. Solo Bankia, la entidad cotizada, obtuvo 74 millones, que se convertirían en 191 millones si no se tuviera en cuenta un crédito que recibió del Estado y que va a devolver a final de mayo.

Sevilla, el número dos de la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri, está al frente de un equipo directivo al que le faltan tres semanas para cumplir un año pilotando la cuarta entidad española. Durante la presentación de resultados, Sevilla resumió 2012 “como la época del saneamiento y este ejercicio es el de la reestructuración y la vuelta a la normalidad. El entorno es complicado y retador porque existen tensiones sobre los tipos de interés y por la marcha de la economía. No obstante, hemos implantado las políticas de precios y control de costes y riesgos para cumplir con los compromisos con Bruselas”, auguró. Por eso, afirmó en que cerrará 2013 con un beneficio neto de 800 millones. Los costes han caído tras clausurar 197 oficinas hasta marzo; en marzo próximo la red tendrá 1.143 menos.

Pero el escándalo de las preferentes, que ha afectado a 295.000 clientes, lastrará el resultado. A partir del 21 de mayo empezará el canje por acciones y deuda subordinada. “Tras abrir el proceso de arbitraje gratuito, hace unos días, hemos recibido 5.000 solicitudes. Esperamos que esta solución beneficie a la gran mayoría de los clientes, sobre todo a los que invirtieron menos de 10.000 euros”, comentó Sevilla.

Los que ganen el arbitraje recibirán el 100% de la inversión, por lo que la matriz del grupo, BFA, soportará la quita que se aplica a estos productos (el 36% de media). BFA pagará la quita que no se aplicará a los clientes. Bankia no se hace cargo de nada porque las preferentes las emitió la matriz. Para hacer frente a esta factura el grupo utilizará los 1.900 millones que esperaba anotarse por el descuento aplicado a las preferentes de sus clientes. Por eso, dijo Sevilla, “no hará falta más capital del Estado ni se rebajarán los beneficios esperados”. KPMG es el asesor que colabora en el proceso arbitral y también ha defendido a Bankia en las demandas por preferentes. Este doble servicio ha levantado suspicacias por su posible falta de imparcialidad. “KPMG no toma decisiones en el arbitraje. Solo es un filtro para determinar quien cumple los requisitos. La decisión final recae sobre un agente externo a KPMG y a Bankia”, dijo Sevilla, en alusión a la Dirección General de Consumo. No obstante, KPMG ha dejado de defender a Bankia en los litigios.

Sevilla destacó que el grupo ha generado 598 millones de capital Core Tier 1 (el de máxima calidad), “clave para la devolución de las ayudas recibidas”. BFA ha elevado el ratio de capital al 9,97% y Bankia al 10,06%.

Después de haber vivido una pesadilla por los gigantescos créditos impagados que hundieron la entidad, el riesgo es la obsesión de los nuevos gestores. La tasa de morosidad ha subido una décima (13,1%) y su cobertura ha mejora en la misma medida hasta el 61,9%.

En total, el grupo tiene 19.564 millones de créditos morosos, de los 6.300 millones proceden de hipotecas, tras los traspasos al banco malo. El grupo formalizó 2.218 millones en nuevos préstamos a pymes y familias, pero canceló otros por lo que su cartera disminuyó un 2,3%. “Antes de fin de año esperamos más demanda y prestaremos más”, comentó Sevilla.

Un directivo del Santander comentó el martes que los tres grandes tendrán un 70% de cuota de mercado a costa de los nacionalizados. Sevilla respondió que esa entidad “tiene ejecutivos muy listos, pero nosotros aunque perdamos un punto de cuota de mercado por los cierres de oficinas, cabemos en ese 30% de hueco que queda”. La moral está alta.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS