Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EEUU CEREZOS

Un largo invierno retrasa el espectáculo de los cerezos en flor en Washington

El monumento a Thomas Jefferson se ve entre los cerezos en flor en Washington D.C. (EE.UU.). EFEArchivo Ampliar foto
El monumento a Thomas Jefferson se ve entre los cerezos en flor en Washington D.C. (EE.UU.). EFE/Archivo EFE

Un invierno más largo de lo esperado ha retrasado el espectáculo del Festival de los Cerezos en Washington, aunque las bajas temperaturas alargarán el tiempo que podrán disfrutar los aficionados de una ciudad cubierta de flores blancas.

La flor de los cerezos ha comenzado a asomar en la emblemática zona cercana al monumento a Thomas Jefferson y la ensenada de control de mareas este fin de semana, mucho más tarde que el 20 de marzo en el que se marcó el pico de florecimiento el año pasado.

Ese momento, definido como el día en el que el 70 por ciento de las flores de los cerezos están abiertas, ha sido retrasado este año varias veces debido a las bajas temperaturas, y la fecha de máxima floración se espera ahora para el final de la horquilla del 6 al 10 de abril.

Hace casi dos semanas, el 25 de marzo, Washington recibió la nevada más tardía de los últimos 23 años, a lo que se han sumado unas temperaturas anormalmente bajas, algo que los científicos achacan al cambio climático.

Según los expertos, el rápido aumento de las temperaturas en el ártico está produciendo un fenómeno paradójico: el desplazamiento hacia el sur de las corrientes de aire a gran altitud, lo que transporta el aire más frío hacia latitudes más al sur durante el invierno.

Ese patrón de desplazamiento de aire frío es más irregular y se ha desplazado este año más al sur, lo que ha provocado que el invierno de la costa este de Estados Unidos este año sea más largo.

El clima es menos predecible, por lo que el año pasado ciudades como Washington experimentaron un invierno especialmente caluroso, mientras que este año se ha registrado el efecto inverso.

El jueves el aeropuerto internacional de Dulles-Washington registró la mínima récord de 5 grados bajo cero para un 4 de abril desde que comenzó a registrar temperaturas.

Sin embargo, para los cerezos en flor el frío y las leves nevadas son un aliado, ya que permite que las flores se mantengan durante más tiempo, mientras que en épocas de calor se marchitan mucho más rápido.

Pese a los continuos retrasos este año, los aficionados y los turistas podrán disfrutar toda una semana del mayor espectáculo de la primavera en Washington.

El año pasado se celebró el centenario del regalo de 3.000 cerezos de Japón a Estados Unidos, algo que ha permitido la celebración de un festival que ahora congrega a alrededor de un millón y medio de personas durante varias semanas de celebración y fiestas callejeras.

Este año el Servicio de Parques Nacionales ha plantado 150 nuevos cerezos para garantizar el futuro de este festival, que cubre de flores blancas la zona más monumental de Washington desde la ensenada cercana al obelisco a George Washington y hasta las cercanías al monumento a Abraham Lincoln.

La ciudad de Washington comienza hoy un maratón de fotos, música y actividades al aire libre que no se olvida de conmemorar la amistad con Japón, un país que ya lleva varias semanas disfrutando de sus cerezos en flor o "sakura".

Al igual que en Japón, el "sakura" es una oportunidad para pasar tiempo en los parques de la capital estadounidense, observar fuegos artificiales y ver un "matsuri" o festival japonés.

No obstante, en el caso de Estados Unidos, con estrictas leyes de consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, la floración de los cerezos no será como en Japón una excusa para celebrar la llegada de la primavera con cerveza o sake.