Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UE IGUALDAD

Persiste la diferencia entre hombres y mujeres para conciliar trabajo y familia

La vicepresidenta y comisaria europea de Justicia, Viviane Reding. EFEArchivo Ampliar foto
La vicepresidenta y comisaria europea de Justicia, Viviane Reding. EFE/Archivo EFE

La oficina de estadísticas comunitaria, Eurostat, destacó hoy las diferencias que sigue habiendo entre hombres y mujeres para conciliar vida familiar y laboral, así como en la presencia en puestos de directivos, en la víspera del Día Internacional de la Mujer.

El dato más destacado para Eurostat se encuentra en el porcentaje de mujeres de entre 25 y 54 años que tienen un hijo de 6 o menos años y que están empleadas a tiempo parcial, que en 2011 se situó en el 32 %, frente al 5 % de los hombres.

La diferencia es notable también cuando se tienen tres o más hijos de los que al menos uno no es mayor de 6 años: en ese caso, casi la mitad de las mujeres tenían un trabajo a tiempo parcial en 2011, mientras que en el caso de los hombres esa opción la elegían un 7 %.

En el caso de España, las diferencias son algo menores: un 25 % de mujeres con un hijo de 6 años o menos tenían un trabajo parcial en 2011, frente al 4,9 % de los hombres; y un 40,7 % de las madres de tres o más niños con al menos uno con no más de 6 años eligieron esta modalidad, frente al 5,5 % de los hombres.

Estas cifras muestran que, cuantos más hijos tiene una mujer, más probable es que trabaje a tiempo parcial, mientras que en el caso de los hombres las cifras permanecen relativamente estables.

En cambio, a la hora de conciliar vida familiar y laboral, la opción de mantener un trabajo a tiempo completo pero con flexibilidad de horarios mostró mayor paridad entre los hombres de entre 15 y 64 y las mujeres en el mismo rango de edad en 2010, según Eurostat.

Así, entre los Veintisiete Estados miembros de la Unión Europea (UE), un 25,9 % de las mujeres optaron por esta posibilidad, frente al 28,7 % de los hombres.

En los países escandinavos fue en donde esta fórmula tuvo mayor aceptación, empezando por Finlandia (con un 53 % de mujeres y 59 % de hombres) y seguida por Suecia (49 % y 47 %), Dinamarca (44 % cada uno), por delante de Alemania (39 % y 41 %) y Austria (36% y 39%).

Cifras por encima de las de España, donde esta opción fue elegida por un 11 % de mujeres y un 10,8 % de hombres.

La oficina de estadísticas europea también fija la atención en la disparidad permanente en los puestos directivos de las empresas, de los que sólo un tercio estuvieron ocupados por mujeres en la UE en 2011 (España se acercó a la media comunitaria con un 30 % de presencia femenina).

En este sentido, las mayores proporciones de mujeres se dieron en Letonia (45 %), Hungría (41 %) y Francia (40 %); y las más débiles en Chipre (15 %), Grecia (23 %) y Malta (24 %).