Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EURO

Los "Länder" alemanes paralizan la aplicación del pacto fiscal europeo

Vista general del Bundestag en Berlín (Alemania). EFEArchivo Ampliar foto
Vista general del Bundestag en Berlín (Alemania). EFE/Archivo EFE

Los "Länder" alemanes paralizaron hoy la aplicación del pacto fiscal en el país que lo impulsó a toda Europa, al entender que el paquete legal nacional no incluye algunas de las compensaciones para ellos pactadas con el Ejecutivo central.

Aprovechando la mayoría de que gozan en el Bundesrat (cámara regional), los partidos de la oposición socialdemócrata y verde pararon temporalmente una de las normativas que introduce el acuerdo europeo fiscal en el cuerpo legislativo alemán, algo que ha molestado al Ejecutivo de la canciller Angela Merkel.

"No se trata de un bloqueo", sino de una suspensión temporal, argumentó el socialdemócrata Carsten Kühl, quien explicó que el Gobierno de centroderecha "llegó a unos acuerdos vinculantes" con los estados federados el pasado verano que no han quedado convenientemente reflejados en el texto legal.

Los "Länder" reclaman que quede negro sobre blanco que percibirán 3.500 millones de euros del Gobierno federal como compensación por la aplicación del ajuste fiscal en sus cuentas públicas, unos fondos que se destinarán a carreteras, colegios y guarderías.

El Gobierno alemán reaccionó con contundencia ante la decisión del Bundesrat y mostró su "total incomprensión" por la paralización del pacto fiscal, según el portavoz del Ministerio de Finanzas, Martin Kotthaus.

"El hecho de que el Bundesrat no haya dejado pasar esta ley cuenta con la total incomprensión del Gobierno federal, puesto que ese paquete refleja lo que Alemania ha venido defendiendo delante de sus socios europeos como puntal" de la recuperación económica y la salida de la crisis, argumentó Kotthaus.

En principio, una vez que se incluya esta reivindicación en el texto legal paralizado, el Bundesrat someterá de nuevo a estudio la ley y la aprobará sin mayores contratiempos, según medios alemanes.

Los socialdemócratas y verdes que controlan el Bundesrat han frenado esta ley por motivos locales, no por disidencias de fondo, ya que estos mismos partidos en el Bundestag (cámara baja) apoyaron mayoritariamente la introducción del pacto fiscal.