Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BBVA refinancia el 10% de la cartera crediticia en España

El objetivo de la entidad es “evitar el impago por problemas de liquidez”

Fuentes del banco admiten que del montante total, 9.000 millones están calificados como morosos

Las dudas sobre la veracidad de los balances bancarios de entidades españolas se convirtió en una epidemia que acabó con su credibilidad. Y con razón, al menos para la mayoría del sector, que ocultó la morosidad con refinanciaciones que buscaban contener la cifra de impagados y las provisiones. La nueva cúpula del Banco de España decidió en octubre pasado que las entidades rindan cuentas más detalladas sobre los créditos refinanciados para evitar encubrimientos.

Fuente: BBVA ampliar foto
Fuente: BBVA

El primero en aplicar la nueva normativa ha sido el BBVA. La entidad tiene 28.981 millones refinanciados en todos los países en los que está presente. Fuentes del propio banco admiten que del montante total, 9.000 están calificados como morosos, según la normativa del Banco de España. De ellos, 5.800 millones tienen su origen en España y el resto, fuera.

6.000 millones refinanciados son de hipotecas de particulares

En cuanto a los casi 29.000 millones refinanciados, la mayoría también está en España: 19.570 millones. Esta cifra supone el 10% de la cartera total de créditos. La cantidad es relevante porque la crisis ya va para el quinto año en España. La tasa de mora del BBVA en España es del 6,9%. El banco admite que en el caso de clientes minoristas el objetivo de la refinanciación “es evitar el impago por problemas transitorios de liquidez, mediante soluciones estructurales que no incrementen la deuda y se facilite su pago”. El banco asegura que en ningún caso, la refinanciación “supone una forma de retrasar el reconocimiento de las pérdidas”.

De los 20.000 millones que no son créditos morosos, el 22% corresponden a promotores, el 37% a empresas no están relacionadas con el ladrillo, el 30% a hipotecas de particulares y el 11% a otras actividades. José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney, considera que “en una depresión económica como la española, que va a destruir un 20% del empleo, es necesario un plan para estabilizar la deuda de las familias. En España el 9% de las hipotecas, unos 500.000 hogares, son vulnerables y habrá que reestructurarlas”.

El BBVA ha dividido los préstamos en tres categorías: normales, cuando están al corriente de pago con seguimiento especial; subestándar, “porque hay dudas materiales de un posible incumplimiento”, y dudosos, “cuando el cliente está al corriente de pago, pero hay dudas de que puede incumplir los términos de la refinanciación”.