POESÍA LIBRO

Pilar Blanco une en su antología los poemas que le dejaron poso en los dedos

La escritora leonesa Pilar Blanco posa para una entrevista con EFE con motivo de la presentación de su última obra "Con la cal en los dedos".
La escritora leonesa Pilar Blanco posa para una entrevista con EFE con motivo de la presentación de su última obra "Con la cal en los dedos".EFE

Veintiocho años después de haber publicado su primera poesía, la escritora leonesa afincada en Alicante Pilar Blanco presenta hoy en León una antología poética que resume una larga trayectoria de poemas que le han dejado "poso" en los dedos.

Así lo ha descrito la autora en una entrevista con Efe, en la que ha explicado que el título de su nuevo trabajo, "Con la cal en los dedos", hace referencia precisamente a ese residuo que deja en las manos el haber estado "trabajando y escribiendo" desde 1982, cuando recibió su primer premio.

Blanco recuerda ahora cómo aquella adolescente de 17 años creyó que ese poema sería el definitivo y sin embargo continuó escribiendo otros muchos textos que le valieron menciones como el premio San Juan de la Cruz, el Francisco de Quevedo o el Miguel Hernández-Comunidad Valenciana.

A la trayectoria poética de toda su carrera se unen en este libro "tres o cuatro poemas nuevos" que afirma haber incluido para que el lector vea su "evolución y madurez".

Aunque ha ido modulando su estilo según las circunstancias que le ha ofrecido la vida, describe sus poemas como "monotemáticos", ya que todos incluyen temas como el paso del tiempo, la sensación de que no deja nada entre las manos o el amor enfocado como algo efímero.

Blanco no teme a la crisis en el sector poético, ya que sostiene que el comprador de poemas es "un cómplice y un adicto" del poeta, por lo que va a seguir comprando poesía, no así el lector de novela que se deja llevar más por las modas.

"Además, el escritor de poesía es más libre que el de novelas, porque tiene claro que no vive sólo de ello y que va a escribir siempre aunque el entorno sea hostil", agrega.

Por el contrario sí advierte del peligro de que algunos "poetas jóvenes" apuesten por una poesía "sencilla rápida, fácil y de usar y tirar", que no cueste trabajo descifrarla, porque, "no se hace ningún favor a nadie rebajando la poesía para el conocimiento zafio de la gente".

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS