Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guindos confirma que pedirá 37.000 millones para las cajas nacionalizadas

El total de la ayuda para salvar la banca será de "unos 40.000 millones", afirma el ministro

Traspasa a las autoridades europeas de Competencia la responsabilidad sobre los despidos

El rescate bancario costará a España alrededor de 40.000 millones de euros. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha confirmado esta mañana las necesidades de capital de la banca española que el miércoles dará a conocer la Comisión Europea. La cifra, adelantada hoy por EL PAÍS, podría superar la estimación del ministro, que hasta ahora había mantenido una previsión algo inferior a esos 40.000 millones.

La cifra se desglosa en unos 37.000 millones que prestará Bruselas para las entidades nacionalizadas (Bankia, Novagalicia, CatalunyaCaixa y Banco de Valencia) más otras cantidades adicionales para el banco malo y para otras entidades que, sin estar bajo el control del Estado, puedan necesitar inyecciones de dinero. A su entrada a la reunión que celebra hoy el Eurogrupo (ministros de Economía de la zona euro), Guindos cifró en 37.000 millones las del primer grupo, pero no las demás, lo que indica que la factura puede subir de las cifras inicialmente esbozadas.

Más esquivo fue el ministro respecto a la cifra de despidos en el sector. El responsable de Economía emplazó al próximo miércoles, cuando las autoridades europeas de Competencia detallen los planes de reestructuración del sector, e insistió en presentar la pérdida de empleos como una iniciativa de Bruselas. “Siempre que hay ayudas públicas existe un plan de reestructuración; no es el Gobierno español el que lo determina, es Competencia”, se escudó. La cifra de despidos rondará las 8.000 personas, según adelantó este diario el fin de semana.

El ministro español llegó a la reunión con sus socios europeos convencido de que el acuerdo para liberar las partidas de capital que necesita Grecia está a la vuelta de la esquina. “Estamos muy cerca”, subrayó. Para Guindos, lo importante es “pasar un mensaje político claro” sobre la voluntad de que ese país continúe formando parte de la zona euro.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >