Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS HUNGRÍA

Hungría anuncia un nuevo paquete de ajustes por 300 millones de euros

El primer ministro húngaro, Viktor Orban (dcha), estrecha la mano de su homólogo eslovaco, Robert Fico, durante el Foro Económico Húngaro-eslovaco celebrado en la Cámara de Comercio en Budapest (Hungría) hoy. Ampliar foto
La banca de inversión ayudará a atraer inversores extranjeros al "banco malo"  El primer ministro húngaro, Viktor Orban (dcha), estrecha la mano de su homólogo eslovaco, Robert Fico, durante el Foro Económico Húngaro-eslovaco celebrado en la Cámara de Comercio en Budapest (Hungría) hoy. EFE

El ministerio de Economía húngaro anunció hoy un nuevo paquete de ajustes para 2013, por valor de poco más de 300 millones de euros, con el fin de mantener el déficit presupuestario en el 2,7 por ciento.

El paquete, que deberá aún ser aprobado por el Parlamento, se suma a otros dos, por 1.400 y 1.315 millones de euros, respectivamente, pactados en octubre pasado y que han sido ya adoptados por la Cámara.

Ahora el ministerio incluye, entre otros, un aumento del impuesto sobre las sociedades que, desde el 19 % actual, llegará hasta el 50 % en el caso de compañías energéticas.

No obstante, las empresas afectadas podrán reducir esta contribución con el valor de las inversiones que realizan en el país, se señala en el informe del ministerio.

Con esta medida, el gobierno espera generar unos ingresos de 140 millones de euros.

También se proyecta un impuesto sobre las líneas de servicios públicos, como el gas o el agua, que pagarán los proveedores (salvo los estatales) y que deberá suponer unos ingresos de 100 millones de euros en 2013.

Según el gobierno conservador dirigido por Viktor Orbán, estos ajustes son necesarios para mantener el déficit por debajo del 3 por ciento y evitar sanciones de la Unión Europea (UE).

Budapest negocia con el Fondo Monetario Internacional y la UE un préstamo para sanear su economía, que según las estimaciones de los expertos podría ascender hasta los 15.000 millones de euros.