Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESPAÑA ITALIA

Soria cree que la reforma energética es equitativa y mejora la competitividad

El ministro de Industria español, José Manuel Soria (d), y el de desarrollo económico italiano, Corrado Passera (i), acompañados de sus respectivas delegaciones durante la reunión de trabajo que han mantenido hoy en el palacio de la Moncloa dentro de la XVII cumbre cumbre hispano-italiana. Ampliar foto
El ministro de Industria español, José Manuel Soria (d), y el de desarrollo económico italiano, Corrado Passera (i), acompañados de sus respectivas delegaciones durante la reunión de trabajo que han mantenido hoy en el palacio de la Moncloa dentro de la XVII cumbre cumbre hispano-italiana. EFE

Durante su intervención en el XII Foro de Diálogo España-Italia, Soria ha reconocido que los impuestos recogidos en este proyecto, cuyo debate parlamentario comienza mañana, son "impopulares", pero, de no aplicarse, el déficit de tarifa -generado porque los ingresos de sistema eléctrico no cubren los costes- se convertiría en pocos años en un problema financiero.

Ha explicado que el ajuste se ha diseñado "de la manera más equitativa posible", de manera que parte de los impuestos van a las empresas generadoras de electricidad, parte a la factura de la luz -ya que se asume que las eléctricas van a repercutir las tasas- y parte a los Presupuestos Generales del Estado.

El Proyecto inicial no preveía pasar ninguno de los costes del sistema a Presupuestos, pero el Grupo Parlamentario Popular incorporó una enmienda en el último momento para que las cuentas públicas asuman el 38,3 % de las subvenciones a las renovables.

El ministro ha asegurado entender que estos agentes tengan "visiones a corto plazo", pero que la misión del Gobierno es estabilizar el sistema energético porque, en su opinión, esa es la clave para recuperar la competitividad de las grandes empresas españolas y, por tanto, la base de la reindustrialización.

En ese sentido, Soria ha apuntado que el futuro desarrollo industrial no dependerá de las subvenciones públicas y que el Gobierno se limitará en el futuro a ofrecer marcos flexibles y estables para favorecer la inversión.