Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BRASIL VERTIDO

Brasil reduce la multa a Chevron hasta 17 millones de dólares

Foto aérea del 18 de noviembre de 2011, del vertido de crudo en uno de los yacimientos del Campo de Frade, a 370 kilómetros de la costa del estado de Río de Janeiro y a una profundidad cercana a los 1.200 metros, en la Cuenca de Campos, la principal provincia petrolera de Brasil.  EFEArchivo Ampliar foto
Brasil reduce la multa a Chevron a 17 millones de dólares  Foto aérea del 18 de noviembre de 2011, del vertido de crudo en uno de los yacimientos del Campo de Frade, a 370 kilómetros de la costa del estado de Río de Janeiro y a una profundidad cercana a los 1.200 metros, en la Cuenca de Campos, la principal provincia petrolera de Brasil. EFE/Archivo EFE

La sanción se refiere a 24 de las 25 infracciones que Chevron cometió en el incidente ocurrido el pasado noviembre, que supuso el derrame de 3.700 barriles de crudo en el yacimiento Campo de Frade, en la cuenca marítima de Campos, a unos 120 kilómetros de las costas del estado de Río de Janeiro.

En declaraciones a periodistas durante la feria Rio Oil & Gas que comenzó hoy, Chambriard que la ANP tiene un plazo de dos meses para estudiar si suma otros dos millones de reales (un millón de dólares) a la multa por la última infracción, que se refiere al proceso de abandono del pozo.

El pasado julio la ANP había anunciado que la multa podía ascender a 50 millones de reales (unos 24 millones de dólares), la máxima que podría aplicar el ente regulador por ley.

La directora de la ANP aseguró que la petición de Chevron de volver a operar en el país está "en análisis" y es independiente de una decisión judicial que prohíbe a la compañía estadounidense operar en territorio brasileño.

Chambriard explicó que Chevron todavía no ha sido notificada de esa orden judicial que también afecta a la perforadora Transocean, dueña de las sondas que utilizaba la petrolera estadounidense, por lo que la ANP continúa el análisis de la solicitud.

La estatal brasileña Petrobras anunció el mes pasado que va a brindar apoyo jurídico a ambas compañías para que continúen operando en el país.

Petrobras es cliente de Transocean, utiliza varias de sus sondas de perforación, y era socia de Chevron en el pozo donde ocurrió el vertido.

Chevron selló y abandonó el pozo siniestrado en noviembre pero continuó operando hasta marzo, fecha en la que anunció la suspensión de todas sus actividades en el país después de que ocurriera un nuevo vertido de pequeñas dimensiones en la misma zona.

El primer vertido ocurrió en unas grietas que surgieron en el lecho marino cerca del lugar donde Chevron realizaba perforaciones, lo que se debió a un error de cálculo de la petrolera, según el informe de la ANP.