Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
AVIACIÓN RYANAIR

Un avión de Ryanair pide prioridad en Lanzarote por ir escaso de combustible

La compañía desmiente que fuera con poco fuel y atribuye la petición a la meteorología

Las Palmas de Gran Canaria
Un avión de Ryanair, en el aeropuerto de Reus (Tarragona). Ampliar foto
Un avión de Ryanair, en el aeropuerto de Reus (Tarragona). EFE

Un avión de Ryanair procedente de Leeds (Reino Unido) pidió ayer, martes, prioridad para aterrizar en el aeropuerto de Lanzarote por delante de otras dos aeronaves que le precedían en el turno tras haberse quedado "flojo de combustible", según ha confirmado a Efe un portavoz de Aena. La compañía, sin embargo, asegura que el aterrizaje protagonizado este martes en el aeropuerto de Lanzarote no se produjo por falta de combustible sino por consecuencia de las condiciones meteorológicas, según aseguró la compañía en un comunicado.

Los hechos se produjeron sobre las 16.00 horas (hora insular), después de que la torre de control pidiera a los aviones que en esos momentos tenían previsto tomar tierra en Lanzarote que esperaran autorización para hacerlo, ya que las condiciones de viento reinante hacían necesario reprogramar los aterrizajes.

Al vuelo de Ryanair procedente de Leeds se le asignó el tercer turno, pero su comandante pidió prioridad a la torre, con el argumento de que iba "flojo de combustible". En respuesta a esa petición, se le autorizó a tomar tierra en primer lugar en la cabecera 03, han señalado las fuentes consultadas por Efe, que insisten en que no se trató de un aterrizaje de emergencia, sino de una petición de prioridad.

La Provincia publica hoy que en esa misma situación de espera para aterrizar debido a las condiciones de viento se vieron otros tres vuelos: uno de Thompson procedente del aeropuerto de Gatwich (Londres), otro de Ryanair que había partido de Bolonia (Italia) y uno de Condor que llegaba a la isla desde Fráncfort (Alemania).

La compañía irlandesa Ryanair se ha visto envuelta en las últimas semanas en una polémica sobre la política que sigue en la carga de combustible de sus aviones, después de que tres de sus aviones solicitasen el pasado 26 de julio aterrizajes de emergencia en Valencia por falta de combustible, tras haber sido desviados desde Madrid a ese aeropuerto por problemas en Barajas.