Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS ECONÓMICA

El PSOE pide derogar el decreto para garantizar la estabilidad presupuestaria

El senador del grupo socialista Juan Francisco Martinez-Aldama. EFEArchivo Ampliar foto
El senador del grupo socialista Juan Francisco Martinez-Aldama. EFE/Archivo EFE

Martínez-Aldama efectuará este solicitud en el pleno del Senado del próximo día 13, en el que defenderá una moción consecuencia de interpelación, en la que también reclamará al Ejecutivo que prorrogue el programa de recalificación profesional de los parados sin prestaciones.

Ha añadido, a través de una nota, que el Real Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad debe derogarse, con el fin de retirar las medidas que, con especial intensidad, "recortan" los derechos de las personas en situación de desempleo.

Este senador por La Rioja ha subrayado que, con la aprobación de este Decreto-Ley, "el Gobierno ha confirmado la apertura de una nueva y oscura etapa en la democracia", en la que "los más vulnerables están llamados a asumir, en exclusiva, las consecuencias de una crisis económica de la que no son responsables".

Ha aludido a que esta normativa consagra una realidad, en la que habrá más impuestos, funcionarios con menos salarios, ciudadanos con menos servicios, administraciones con menos estructura y, sobre todo, parados con menos prestaciones.

Cree que la "agresión" perpetrada a los derechos de los trabajadores y a los empleados públicos es "brutal" y ha calificado como "dramática" la ejercida sobre las personas en paro.

A ello ha añadido que se ahonda en una ruptura del concepto de solidaridad social, que avanza "imparable", con consecuencias "impredecibles" para la paz social en España.

Martínez-Aldama ha recordado que, en 2010, la cobertura por desempleo cubría a ocho de cada diez personas paradas y, en mayo de 2012, con un crecimiento de las cifras de desempleo, esa cobertura cayó casi 15 puntos y se beneficiaban de ella 6,5 personas de cada diez.

Se ha referido a que, mientras el gasto en prestaciones y subsidios de desempleo disminuye, el número de parados aumenta en España.

"Es especialmente indigno justificar la conveniencia de dichos recortes a las prestaciones por desempleo para animar la búsqueda activa de trabajo", ha aseverado.