Uno de cada tres trabajadores renuncia al descanso para comer

Un 38% de españoles dedica entre 30 y 45 minutos al almuerzo, según el portal de empleo Monster

Un hombre consulta su ordenador
Un hombre consulta su ordenador MONICA TORRES

Algunos toman el almuerzo sin siquiera levantar la mirada de la pantalla del ordenador. Otros optan directamente por no comer, con tal de acabar sus tareas laborables. Los adictos al trabajo son uno de cada tres (30%) a nivel mundial, según un estudio realizado por el portal de búsqueda de empleo Monster. Cuando se habla de Inglaterra, el porcentaje de trabajadores que renuncian al descanso para alimentarse sube hasta el 45%, mientras que en España no hay tanta prisa.

Cerca de un 38% de los encuestados españoles dedican entre 30 y 45 minutos a la pausa, en línea con la media europea (40%). Un 24% de los restantes, sin embargo, dedica más de una hora al almuerzo, frente a un 16% que se queda en su puesto para seguir trabajando.

Un 24% de los trabajadores españoles dedican más de una hora al almuerzo

De los que sí paran para comer en el mundo, un 18% emplea apenas 15 minutos, frente a un 18% de los que tardan una hora completa y un 34% de los que cogen al menos 30-45 minutos. Los suecos son los que más se levantan de su mesa de trabajo: solo un 11% se queda en su despacho a la hora de comer.

“Un empleado que se salta el descanso quiere transmitir una imagen de alguien que trabaja muy duro”, señala Verónica Milo, directora de márketing de Monster en España. “Sin embargo, están perjudicando su productividad y agudeza mental”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS