España se acerca al coste del despido en Europa, pero las trabas aún son menores

Francia solo indemniza a los empleados despedidos tras dos años de trabajo En Suecia no hay compensación pero es más difícil despedir

Gente haciendo cola ante una oficina del Inem.
Gente haciendo cola ante una oficina del Inem.SAMUEL SÁNCHEZ

Despedir en España resultaba hasta ahora fácil y caro en comparación con el resto de Europa. Tras la reforma laboral, la legislación española se aproxima a la europea en costes, pero a cambio no endurece las condiciones al nivel de países de referencia como Alemania. La complejidad de la regulación del despido en la mayor parte de los países permite extraer las más diversas lecturas según el elemento de comparación que se utilice. Con las mismas normas en la mano, diferentes estudios arrojan conclusiones opuestas sobre el alcance de la ley en cada territorio.

Sobre el papel, ningún país contempla una indemnización tan elevada como la que hasta ahora regía en España para despidos improcedentes (45 días por año trabajado, con un máximo de 42 mensualidades). En Alemania, el pago asciende hasta 18 meses de salario, según un estudio de la Comisión Europea bastante exhaustivo, aunque anterior a la crisis. Además, en muchos casos las empresas germanas diseñan planes sociales para los trabajadores, una posibilidad que en España se aplica con cuentagotas.

En Francia también existe compensación por prescindir del empleado, aunque solo a partir de dos años trabajados. Un país tan proteccionista como Suecia carece de indemnización, aunque las trabas para despedir superan las españolas y la protección por desempleo es más completa.

Más allá de la ley, las conclusiones cambian con ejemplos concretos. El informe anual que realiza el Banco Mundial sobre la facilidad de las empresas para hacer negocios (Doing business) concluye, en su edición 2012, que las compañías españolas abonan una indemnización media de 15 semanas de salario, poco más que en Alemania (casi 12 semanas). Y el preaviso en España es raquítico (dos semanas) en comparación con la mayoría de Estados.

El motivo de esa diferencia respecto a la norma radica en que el Banco Mundial toma la media de tres trabajadores: con 1, 5 y 10 años de antigüedad, respectivamente. En España, probablemente casi todos los empleados con un año de recorrido tenían un contrato temporal —el verdadero elemento de flexibilidad y precariedad laboral— y, en el mejor de los casos, recibieron 8 días de indemnización.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50