Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La agencia dice que volverá a bajar la nota si Rajoy retrasa la reforma laboral

S&P alerta de que las medidas de ajuste frenan el crecimiento, pero pide más. -La firma alerta de la concentración e vencimientos de deuda en este trimestre

La agencia de calificación Standard & Poor's ha comunicado oficialmente la rebaja de la calificación de España en dos escalones (de AA- a A), pero además mantiene la nueva nota en perspectiva negativa y amenaza con una nueva rebaja.

Ese nuevo recorte tiene un tercio de posibilidades de producirse y la agencia dice cuáles son los tres escenarios en que procederá a la rebaja: si el Gobierno de Mariano Rajoy no se aprueba pronto la reforma laboral, si no hay medidas adicionales para reducir el déficit o si el sector financiero necesita más ayudas de capital por parte del sector público.

La decisión de Standard & Poor's se debe sobre todo al fracaso europeo para dar una respuesta eficaz a la crisis del euro. Sus analistas creen que los acuerdos de la cumbre del 9 de diciembre pasado no han dado resultados y alertan sobre la crisis política, financiera y monetaria de la zona euro. Pero, además, la agencia toma en cuenta las pobres perspectivas de crecimiento de los países de la moneda única, que se encuentran al borde de una recesión que se da ya por segura en diferentes países, entre ellos España.

En el caso español, además de los factores comunes al conjunto de la zona euro, la agencia pone énfasis en que la dependencia de la financiación exterior amenaza el crecimiento. También alerta de que las medidas de ajuste frenarán la economía y advierte sobre la concentración de vencimientos de deuda en el primer trimestre. Las medidas de ajuste adoptadas por el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy no han sido suficientes para salvar la nota de España, entre otras cosas porque el ajuste, aunque necesario para equilibrar las cuentas, agravará la recesión.

Lo curioso es que la agencia señala que las medidas de ajuste tendrán un impacto negativo sobre la economía y a la vez advierte que rebajará de nuevo la calificación si no se toman más medidas.