Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montoro descarta subir el IVA y confía en rebajar impuestos en cuatro años

El ministro de Hacienda defiende que el aumento del IRPF era el "mal menor" para reducir el déficit. -"Me río porque hemos desconcertado a la izquierda demostrado que podemos hacer un ajuste equitativo", asegura

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha afirmado hoy que el Gobierno no tiene intención de subir el IVA para hacer frente al déficit cuando, dentro de tres meses, anuncie más medidas para devolver la sostenibilidad a las cuentas públicas. Además, ha respaldado los recientes incrementos en el IRPF y el IBI en tanto en cuanto eran el "mal menor" para hacer frente a un desfase presupuestario que se ha ido al 8% del PIB, dos más que el 6% anunciado, y pese a que el presidente, Mariano Rajoy, descartó subir los impuestos en campaña. En este sentido, Montoro, en declaraciones a la Cope se ha mostrado confiado en que, al final de la legislatura, los contribuyentes pagarán menos impuestos que los que pagaban antes de que el PP ganara las elecciones.

En esta línea, el ministro de Hacienda ha avanzado que "dentro de poco" bajarán los gravámenes a pymes y autónomos para estimular su actividad. El argumento con el que ha sostenido su anuncio de que al final de la legislatura se pagarán menos impuestos es que en estos cuatro años habrá crecimiento económico, más empresas abiertas, más autónomos y más empleo, por lo que habrá más gente contribuyendo y se habrán ensanchado las bases de los impuestos.

Montoro ha insistido en que las subidas del IRPF y del IBI aprobadas recientemente por el Ejecutivo son temporales, progresivas y selectivas, de forma que varían en función de la capacidad adquisitiva del contribuyente, y que se tomaron para paliar la desviación del déficit público. "No hemos subido impuestos en términos generales porque hay mucha gente que no va a pagar impuestos", ha defendido antes de insistir en que el PP ha cumplido su compromiso electoral de repartir equitativamente el coste de la salida de la crisis. Entre risas, Montoro destacó que el PP ha sido capaz de hacer una subida de impuestos selectiva y progresiva que no se atrevió a aplicar "la que fue ministra de un Gobierno socialista".

"Me río porque hemos desconcertado a la izquierda demostrado que podemos hacer un ajuste equitativo. La izquierda ha gobernado en este país y no es capaz de hacer lo que hemos hecho", ha aseverado Montoro, que ha recordado que el anterior Ejecutivo subió el IVA, congeló las pensiones y bajó el sueldo de los funcionarios. "La política es así, es una competencia", ha dicho el ministro de Hacienda, quien ha abogado por un ajuste ponderado y equitativo y dijo que si los de la izquierda no repartieron equitativamente los costes de la crisis así "allá ellos". Pese a estas declaraciones, las rentas del trabajo, que son las que recibe la gran mayoría de la clase media asalariada, son las que más aportan con la reforma fiscal del Ejecutivo. Frente a los 4.100 millones suplementarios de recaudación que espera recaudar gracias a los mayores recargos sobre las rentas salariales, la aportación del capital rondará los 1.240 millones.

El Ejecutivo cuenta además con recaudar 918 millones más gracias al impuesto de bienes inmuebles y en torno a 200 por la eliminación de la bonificación que hasta ahora tenía el gasóleo profesional. En total, estos nuevos recargos están diseñados para aportar 6.475 millones de euros. De esta cantidad, el 64% procede de los impuestos sobre el trabajo.

"Al final de la legislatura todos vamos a pagar menos impuestos, incluso los que este año arrancan con subida", ha insistido Montoro, quien ha apuntado que el Ejecutivo sigue creyendo en estimular la economía bajando los gravámenes y que trabaja para que el IVA se pague cuando se cobra la factura. En este sentido, ha avanzado que dentro de poco bajarán los impuestos para pymes y autónomos, que son el segmento de la actividad económica que peor lo están pasando durante la crisis, y añadió que el Ejecutivo no tiene intención de aumentar el IVA en la segunda oleada de medidas anunciada para marzo.