Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La huelga de Iberia afecta a 11.700 pasajeros

La aerolínea asegura que la primera de las dos jornadas de paro previstas para esta semana discurre con normalidad. -El 75% de los clientes ha sido recolocado

Los pilotos de Iberia han vuelto hoy a la huelga por la decisión de la compañía de crear una aerolínea de bajo coste. Hasta las 13.00, la aerolínea había operado el 25% de los 200 vuelos programados para hoy con una puntualidad del 74% y "relativa normalidad", según el jefe de la compañía en el aeropuerto de Barajas, Fernando de Miguel.

Iberia ha cancelado hoy 109 vuelos (9 vuelos de largo radio, 54 de medio radio internacional y 46 vuelos nacionales), lo que supone el 35% del total. Como consecuencia de ello, se han visto afectados alrededor de 11.700 clientes, de los cuales unos 2.700 corresponden a rutas de largo radio y alrededor de 9.200 a rutas de corto y medio radio. La cifra se eleva a 23.000 si se suman los que se verán afectados por el paro del próximo miércoles

Las conexiones internacionales de largo radio afectadas son vuelos que conectan Madrid-Barajas con Miami, Bogotá, Lima, Sao Paulo, Buenos Aires y México. También se verán afectados vuelos a Lisboa, Londres, Bruselas, Amsterdam, París, Zurich, Ginebra, Frankfurt, Milán, Venecia, Tel Aviv, Moscú, Zúrich, Roma y Casablanca. Entre los nacionales, los paros supondrán la anulación de numerosos vuelos del Puente Aéreo, además de conexiones a Sevilla, Jerez, Málaga, Bilbao, A Coruña, Asturias, Santiago de Compostela y Vigo.

Según afirma Iberia, en lo que va de jornada "no se han producido incidencias remarcables gracias al plan de contingencia" para reubicar a los usuarios afectados en vuelos alternativos, bien de la propia Iberia o en vuelos de otras aerolíneas. También, desde el pasado lunes, cuando se conocieron los servicios mínimos, la aerolínea ha reembolsado el dinero de los billetes a los usuarios que hayan preferido no volar. El sábado, añade la empresa, ya estaban cambiadas las reservas de prácticamente todos los clientes afectados. Según De Miguel, la compañía ha conseguido recolocado al 75% de los clientes de los más de 100 vuelos anulados hoy por el paro.

Iberia subrayó que las fechas de los paros convocados coinciden con "el regreso de las vacaciones de miles de personas", lo que suponía "una dificultad añadida" para ofrecer "alternativas aceptables".

Iberia ha habilitado un número de teléfono especial para agilizar las consultas relativas a la huelga: 902 100 988. Además, también se puede consultar el estado de los vuelos a través de www.iberia.com, en Llegadas y Salidas, y de las reservas en Gestión de Reservas. La compañía se ha comprometido a mantener informados a sus clientes a través de la web, de Serviberia y el resto de call centers de Iberia en el mundo, de los perfiles de Iberia en Facebook y Twitter, de todos los puntos de atención al cliente en los más de 100 aeropuertos donde opera Iberia, y de las agencias de viajes.

El sindicato de pilotos SEPLA ya convocó dos jornadas de huelga en diciembre porque, en su opinión, la creación de una aerolínea que bajo costes vulnera su convenio colectivo. La compañía responde que su decisión es legal y necesaria para el futuro de la empresa. Además, Iberia acusa a los pilotos de querer influir en decisiones que corresponden a la dirección.

El enfrentamiento entre ambas partes está tan econado que SEPLA e Iberia no se han puesto de acuerdo sobre los servicios mínimos, que finalmente han sido fijados por el Ministerio de Fomento.

En los paros del 18 y el 29 de diciembre, la aerolínea tuvo que cancelar en los dos días un total de 218 vuelos, lo que afectó a unos 22.000 pasajeros. Para paliar sus efectos, la aerolínea puso en marcha un plan de contingencia, que incluía acuerdos con otras compañías para ofrecer alternativas de viajes, y la disponibilidad de 9.000 plazas hoteleras en Madrid y sus alrededores, que no fueron necesarias.

En cuanto a los trámites para poner en marcha su nueva filial a finales de marzo, Iberia Express ha recibido ya 2.000 solicitudes de pilotos que quieren trabajar en ella, según ha informado la compañía en un comunicado. Esta cifra supera incluso el número de pilotos que actualmente emplea la compañía, cercano a los 1.450.

Por otro lado, la compañía ya cuenta con código propio para los vuelos que operará desde esa fecha, I2 según la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) e IBS según la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Concretamente, el código I2 será el que se utilice en la venta de billetes de Iberia Express en su página web, pero si el billete es adquirido en agencias de viajes o en la web de Iberia, conservará el código de Iberia, ya que la nueva compañía realizará todos sus vuelos en código compartido con Iberia.

Iberia Express, filial 100% de Iberia, ofrecerá vuelos de corto y medio radio conectados a la red de largo radio de Iberia, tendrá su base de operaciones en Madrid y dispondrá de clase Business y Turista.

Los trabajadores de tierra y los tripulantes deciden si también van a la huelga

Los dos sindicatos mayoriatios de tierra en Iberia, UGT y CC OO y los cinco de tripulantes de cabina de pasajeros, CTA, Sitcpla, Stavla, UGT y CC OO, mantienen hoy reuniones por separado con el objetivo principal de decidir la convocatoria de una huelga que afectará a 20.000 empleados, según adelanta CincoDías. Las centrales deben dedicir si sus paros coincidirán o no con los convocados por las empresas.

Los motivos que están detrás de las protestas, añade este rotativo, están en la ruptura de las negociaciones para extender las garantías de empleo de diciembre de 2012 a diciembre de 2015. Esta medida supone una forma de protección frente a la creación de la nueva aerolínea Iberia Express, que absorberá los vuelos de corto y medio radio de la compañía que no son rentables. La plantilla de la filial será completamente independiente de la de la matriz.

Más información