Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La contratación se acelera en EE UU y baja el paro

En diciembre se crearon 200.000 empleos netos, mejor de lo esperado por Wall Street y el doble que en noviembre.- El desempleo bajó dos décimas, al 8,5%

La situación del mercado laboral en EE UU siguió mejorando en diciembre, y lo hizo con más intensidad. En el mes que cerró 2011 se crearon 200.000 empleos netos, mejor de lo esperado por Wall Street y el doble que en noviembre. El paro, entre tanto, bajó dos décimas, al 8,5%. Pero de nuevo se debe en gran parte a un efecto demográfico, por la reducción de la fuerza laboral.

La economía estaba sumando 132.000 empleos al meses desde julio, tras el parón de la primavera, cuando se temió la recaída. En total se crearon 1,64 millones de empleos en 2011, frente a los 940.000 contratos firmados en 2010. El consumidor parece capear mejor de lo esperado el lento crecimiento y la volatilidad en el sector financiero, y eso lleva a las empresas a ser más optimistas y contratar conforme crecen las ventas.

El dato de empleo en el sector privado, publicado en la víspera, levantó los ánimos. Se anunciaron 325.000 contratos. Pero se trata de un indicador poco fiable. Así que se optó por la cautela y la previsión del mercado se mantuvo entre los 150.000 empleos netos. También había que ver cómo quedaban las revisiones de los meses anteriores, que quedó prácticamente sin cambios.

El indicador de empleo confirmó que el sector privado es el motor, con 212.000 contratados firmados en diciembre, frente a los 120.000 en el mes precedente y los 12.000 destruidos en el sector privado. A pesar de ello, la imagen sigue siendo mixta. Y la gran pregunta es si el ritmo de contratación de los últimos meses no solo se acelerará, sino si se sostendrá en 2012.

Hay opiniones divergentes en Wall Street. Por un lado, está la tensión de la deuda soberana en Europa. Por otro, los ingresos están estancados. Los recortes presupuestarios, como los últimos anunciados en el ámbito de la Defensa, aventuran nuevos despidos tanto por parte del sector público como del privado. A lo que hay que sumar un sector de la construcción que sigue deprimido.

El dato de paro, entre tanto, se coloca al nivel más bajo desde febrero de 2009. Lo inusual es que se revisó una décima al alza el de noviembre, al 8,7%. Y el problema es que la caída en el desempleo se debe a que hay más gente que opta por no participar en el mercado laboral de forma activa, por lo que no se descarta que vuelva a acercarse al 9% conforme se acerque el verano.

La tasa media de paro para el conjunto del año fue del 8,9%, por debajo del 9,6% en el precedente. Para que la tasa de paro caiga de forma real y sostenida a los niveles previos a la recesión, la economía de EE UU debería generar 250.000 empleos netos al mes durante varios años. Es algo que no se ve desde hace seis años -descontando el efecto de la contratación pública puntual para elaborar el censo- y que no prevén suceda en 2012 ni lo más optimistas en el parqué.