Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Francia sube el IVA y acelera la jubilación a los 62 años para salvar su triple A

El Gobierno confía en alcanzar el equilibrio fiscal en 2016 con los nuevos ajustes. -Las medidas suman 24.000 millones a razón de 7.000 millones en 2012 y 17.000 millones hasta 2016

El primer ministro francés, François Fillon, ha presentado hoy un nuevo plan de choque contra el déficit que busca llevar el equilibrio a las cuentas públicas del país en 2016 y salvar la calificación crediticia del país, la triple A, crucial para el futuro político de Nicolas Sarkozy, y que la agencia Moody's puso en cuarentena hace un par de semanas.

La batería de medidas incluye una sorpresa con la que pocos contaban, el adelanto en un año, de 2018 a 2017, de la entrada en vigor de la nueva edad legal de jubilación a los 62 años (actualmente está en los 60 años) incluida en la reforma de las pensiones. Junto a ello, establece además varias subidas de impuestos selectivas: se eleva el tipo de IVA reducido desde el actual 5,5% al 7% en el sector servicios, sube la tasa de sociedades en un 5% para las empresas que facturan más de 250 millones y se congelan las exenciones fiscales a las familias y las ayudas al alquiler.

El Ejecutivo congela los sueldos del presidente y los ministros

El Elíseo aumenta en un 5% los impuestos a las grandes empresas

El segundo ajuste aprobado por el Gobierno francés en los últimos cuatro meses -el 24 de agosto hizo ya un recorte de 12.000 millones de euros- intenta transmitir a los mercados y a las agencias de calificación un mensaje de austeridad y ahorro en el gasto social, marcando el objetivo de sanear el presupuesto del Estado para llevarlo a un déficit del 4,5% en 2012, del 3% en 2013 y al equilibrio en 2016, una meta jamás alcanzada desde 1975.

Fillon ha afirmado que las medidas son "necesarias y responsables", y ha enfatizado que la combinación de aumento de impuestos y nuevas partidas de ahorro es "equilibrada y coherente con la revisión del crecimiento del PIB" para 2012, que fue rebajada por el Gabinete desde el 1,75% al 1% hace unos días.

4.000 millones de ahorro con las pensiones

Según el primer ministro, el adelanto de la edad de jubilación legal permitirá ahorrar al Estado 4.000 millones de euros hasta 2016. La medida supone que la generación nacida en 1952 trabajará un mes más de lo previsto por la reforma de las pensiones de 2010, los nacidos en 1953 dos meses más y así sucesivamente, hasta generalizar el retiro a los 62 años en 2017.

El ajuste es matizado y progresivo. Las prestaciones sociales a las familias y las ayudas al alquiler se revalorizarán solo un 1% el año que viene, y en 2013 desaparecerán varias exenciones fiscales. La subida del tipo del IVA reducido del 5,5% al 7% equipara la tasa mínima a la de Alemania, como había anunciado el presidente Sarkozy hace unos días en televisión. Quedan exentos de ese aumento los productos y bienes de primera necesidad, alimentos, el gas, la luz y los bienes relativos a las personas minusválidas. La subida del IVA supondrá ingresos extras por valor de 1.800 millones, según calcula el Gobierno.

El impuesto de sociedades en un 5% afectará solo a las empresas que facturan más de 250 millones de euros anuales. Además, Fillon ha anunciado que los sueldos del presidente de la República y los ministros del Gobierno quedan congelados, y aunque ha invitado a los empresarios a hacer lo mismo, ha descartado una subida del impuesto a las grandes fortunas.