Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

UGT estima que la Generalitat gastará 18 millones para despedir 1.500 trabajadores

La Generalitat ha prescindido de una media de 5,5 trabajadores al día, sobre todo interinos, desde enero

El sindicato UGT calcula que la Generalitat gastará 18 millones de euros para despedir a 1.500 trabajadores, sobre todo de empresas públicas y con la fórmula de Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) . Los representantes de los empleadosestiman que se invertirán seis millones en contratar despachos de abogados para hacer asesoramiento jurídico, otros cuatro millones para informes de recursos humanos y el resto (ocho millones) correspondería a indemnizaciones.

El responsable de la Generalitat de UGT, Xavier Casas, alerta de la paradoja de que para llevar a cabo una "medida de ahorro" como es reducir la masa salarial, se inviertan 18 millones "de las arcas públicas". El sindicato alerta de que pese a contar con un gabinete público propio, tanto en los departamentos como en las empresas públicas, la Generalitat está adjudicando la "gestión de los despidos" a despachos de abogados "de reconocido prestigio". Ha encargado, asegura Casas, un estudio sobre recursos humanos acerca del Incasòl por 130.000 euros y en su día encargó el de Gisa por 50.000 euros.

Gisa fue, el verano pasado, la primera empresa pública en presentar formalmente un ERE, que afecta a 70 personas, el 30% de su plantilla y en su mayoría personal laboral. El último en conocerse afecta 46 de los 93 trabajadores de la Agencia Catalana de Cooperación. En paralelo, los sindicatos llevan meses denunciando un goteo de despidos. En el caso de las empresas es difícil de cuantificar, porque cada una lleva su propia gestión, pero por ejemplo en el Incasòl han perdido más de 20 empleos, asegura Casas. "Resulta especialmente indignante comprobar que los altos directivos de las empresas públicas cobren 100.000 euros anuales pero son incapaces de hacer un estudio con los equipos de las empresas que dirigen", subraya UGT en un comunicado.

En el caso de los departamentos, los despidos se han producido a un ritmo de 5,5 personas al día, o 166 al mes entre enero y agosto de este año. La Generalitat ha prescindido de una media de 5,5 trabajadores al día, sobre todo interinos, desde el pasado mes de enero, o 166 al mes, o un total de 1.332 personas entre enero y agosto, cuando la nómina pública pasó de 166.639 a 165.307 empleados.

Entre las empresas públicas sobre las que pesa la amenaza del ERE figuran las más grandes, como el citado Incasòl o la Agencia Catalana del Agua (ACA), además del Instituto Cartográfico, o la Agencia Catalana de la Vivienda (la antigua Adigsa). Fuentes sindicales esperan que "el alud" de expedientes se inicie "en cualquier momento" aunque entienden que hay dos motivos para retrasarlos: el primero es la cercanía con las elecciones generales del 20N y el segundo es la posibilidad de que administración y patronales acaben firmando un despido legal con menos de 20 días de indemnización por año trabajado.