Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OCDE y la OIT alertan de una "enorme falta de empleo" en 2012

Ambos organismos piden al G-20 que centre sus esfeurzos en crear puestos de trabajo de calidad

La desaceleración que están viviendo las principales economías del mundo generar una "enorme falta de empleo" durante el próximo año, según un informe conjunto de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la OCDE con motivo de la reunión ministerial que el G-20 celebra estos días en París. Por ello, ambos organismos han pedido hoy a las principales potencias mundiales que integran ese foro que centren sus esfuerzos en crear puestos de trabajo de calidad y en asegurar la protección social.

"La crisis de empleo está afectando de forma particularmente dura a los grupos más vulnerables por el crecimiento del paro de larga duración, la subida del desempleo juvenil y el incremento de la informalidad", han dicho en una declaración conjunta los máximos responsables de la OCDE, Angel Gurría, y de la OIT, Juan Somavía, para después concluir: "Esta es la cara humana de la crisis. Los gobiernos no lo pueden ignorar".

El informe elaborado por las dos instituciones advierte que si las tasas de crecimiento del empleo se mantienen en los niveles actuales del 1%, "no será posible recuperar los 20 millones de empleos que se han perdido en los países del G-20 desde comienzos de la crisis en 2008". Así pues, la OIT estima que el empleo debería crecer a una tasa anual de al menos el 1,3% para llegar en 2015 a una tasa de empleo igual a la que existía antes de la crisis. Esta ratio permitiría crear unos 21 millones de empleos adicionales por año, recuperar los puestos de trabajo que se han perdido desde 2008 y absorber el incremento de la población en edad laboral, añade.

Sin embargo, la realidad es otra. El estudio cree que el empleo puede terminar creciendo a una tasa justo por debajo del 1%, en el entorno del 0,8%, hasta 2012. "Ello haría un hueco de unos 40 millones de puestos de trabajo en el G-20 el año próximo, y un hueco mucho mayor en el 2015", apunta. Así, Con motivo de la reunión de ministros de Trabajo que hoy y mañana se celebra en París y en la que participan Somavía y Gurría, ambos han pedido a los líderes del G20 que con ocasión de su cumbre en Cannes (Francia) a principios de noviembre, hagan "una prioridad" de la creación de empleo de calidad.

Gurría y Somavía admitieron que más allá del problema común, la situación es diferente de unos a otros, y por eso recomendaron recetas diferenciadas. ara los países que siguen conservando perspectivas de fuerte crecimiento, el objetivo es promover "empleos de calidad y reducir la informalidad"; para los que tienen margen fiscal, invertir en infraestructuras; para los que no disponen de fondos suplementarios, centrarse en las medidas más efectivas en términos de costos y en los grupos más vulnerables.

Eso significa subvenciones que promuevan nuevos empleos, sistemas de aprendizaje para los jóvenes, programas de búsqueda de asistencia en la búsqueda de empleo o subsidios para los parados, en particular donde la asistencia social es relativamente baja. Los jefes de la OCDE y de la OIT ahn destacado también cómo la protección social ha tenido "un papel significativo" en algunos países durante la crisis, de forma que se ha demostrado su efectividad para reducir la pobreza y las desigualdades, pero también para alentar "un crecimiento económico incluyente y sostenible".