Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis de la moneda única se agrava

Atenas solo tiene dinero para pagar las pensiones y sueldos de octubre

El país está pendiente de que la UE y el FMI den el visto bueno a la entrega del sexto tramo del rescate por 8.000 millones

El secretario de Estado de Finanzas griego, Filipos Sajinidis, ha revelado hoy que Grecia tiene dinero para pagar los sueldos públicos y las pensiones sólo hasta octubre, lo que hace esencial que se entregue el sexto tramo del préstamo internacional de 110.000 millones de euros aprobado en mayo de 2010. En una entrevista al canal privado ateniense Mega, Sajinidis ha afirmado al mismo tiempo que su Gobierno anunciaba una subida de impuestos a la desesperada que "es seguro que hasta octubre tenemos dinero para pagar sueldos y pensiones".

Pese a ello, se ha mostrado convencido en que se podrá solucionar el problema. "En este momento nos esforzamos para que el país siga funcionando sin que afronte problemas", ha prometido. Ante esa situación, los medios griegos insisten hoy en el regreso este miércoles a Atenas de los inspectores del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo (BCE) y de la Unión Europea (UE), la llamada troika internacional.

Los representantes de estas instituciones suspendieron su inspección el pasado 2 de septiembre para dar tiempo a Grecia a aplicar las reformas y medidas económica acordadas el pasado 21 de julio, una condición exigida a Atenas para concederle un nuevo paquete de ayuda de 160.000 millones de euros. Del informe que elaboren los inspectores dependerá que se entreguen a Grecia los 8.000 millones de euros del sexto tramo del primer rescate.

Sobre este extremo, en Bruselas se confía en que a finales de mes se alcance un acuerdo para que el dinero llegue a tiempo a Atenas. Además, la Comisión Europea niega que se estén realizando preparativos para la suspensión de pagos de Grecia. "No trabajamos en esa hipótesis", ha zanjado el portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj, al ser preguntado por las informaciones que aseguran que Alemania se prepara para la quiebra de Grecia.

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, también se ha mostrado convencido de que Grecia va a cumplir los compromisos adquiridos de ajuste fiscal y reformas estructurales. Desde el país del que han salido estas especulaciones, el portavoz del Ejecutivo de Angela Merkel, Steffen Seibert, el gobierno alemán "parte de la base de que Grecia está haciendo todo lo posible para cumplir con sus compromisos", aunque será la troika la responsable de evaluar la situación.

A la espera de la llegada de los inspectores, Grecia comenzó la semana con nuevas protestas laborales contra la dura política de austeridad del Gobierno que el FMI y la UE han exigido a Atenas. El primer ministro griego, el socialista Yorgos Papandréu, se reúne hoy con su grupo parlamentario para asegurarse su apoyo en la aprobación de un nuevo impuesto sobre la propiedad inmobiliaria con el que se pretenden recaudar 2.000 millones de euros hasta final de año.

Además, el Gobierno sondea ya los apoyos para sacar adelante a finales de octubre los presupuestos estatales para 2012, en los que la reducción de gastos y el aumento de ingresos son los ejes principales. Los 27.000 taxistas del país comenzaron esta madrugada una nueva huelga de 48 horas contra la liberalización de la profesión.