Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El beneficio de Telefónica cae un 16,3% por la crisis en España e Italia

La operadora ganó 3.162 millones en el primer semestre con Brasil como principal motor de crecimiento

El beneficio neto del grupo Telefónica en el primer semestre de 2011 se situó en 3.162 millones de euros, un 16,3% menos que en el mismo periodo del año anterior, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. La depreciación de su participación en Telecom Italia, que le restó 353 millones de euros, y el mal comportamiento del negocio nacional, no han podido ser compensados por los buenos resultados de la compañía en Latinoamérica con Brasil como principal motor de crecimiento.

El importe neto de la cifra de negocios del primer semestre del año se situó en 30.886 millones de euros, con un avance interanual del 6,3%, impulsado por las mayores ventas en Latinoamérica (+18,4% interanual) y Europa (+2,2% interanual), que compensaron la caída de la facturación en España de un 6,1%.

Orange obtiene sus mejores resultados en España

No obstante, en términos orgánicos (descontando los efectos del cambio de divisas y los cambios en el perímetro de consolidación) los ingresos han quedado planos, con un aumento de solo el 0,9%, en la mitad de la banda del "hasta el 2%" que se marcó como objetivo de crecimiento de la compañía para el conjunto del año. .

El beneficio bruto consolidado (OIBDA) entre enero y junio alcanzó los 11.304 millones, con un aumento del 3,7% en términos reportados y una caída del 2,2% en términos orgánicos. Especialmente negativa fue la contribución de Telefónica España, cuyo Oibda cayó un 10,6%.

El margen sobre Oibda también descendió 1,1 puntos porcentuales (términos orgánicos) hasta el 36,6% y se mantiene en los objetivos anunciados de "banda alta del 30%" que prometió la compañía a los inversores.

El mismo comportamiento dispar por regiones se ha producido en la evolución de los clientes. El grupo aumentó el número de accesos (telefonía fija, móvil, Internet y televisión de pago) el 6%, hasta alcanzar 295 millones a finales de junio de 2011, con crecimientos interanuales orgánicos del 8% y 5%, respectivamente, en Latinoamérica y Europa, mientras que en España aumentó solo un 0,5% hasta los 47,4 millones de accesos

Empuje de Brasil y extraordinarios

Telefónica ha destacado en una nota los "sólidos resultados" del primer semestre "pese a las dificultades en algunos mercados" (en alusión a España) y el "fuerte impacto de la regulación" en su negocio. En el comunicado, el presidente de la compañía, César Alierta, destaca que Brasil, tras la compra total de Vivo, desplazará pronto a España como principal mercado, y que la integración de los negocios fijo y móvil permitirá capturar sinergias por valor de entre 3.700 y 4.600 millones de euros, "significativamente mayores a las estimadas inicialmente".

La inversión (CapEx) asciende a 3.838 millones de euros en el primer semestre del año (para el conjunto del ejercicio se ha marcado un objetivo de 9.000 millones) mientras que la deuda financiera se incrementa en 826 millones de euros con respecto a diciembre de 2010, situándose a cierre de junio de 2011 en 56.420 millones de euros.

En este primer semestre no se ha computado el coste del expediente de regulación de empleo para 6.500 trabajadores que impactará fuertemente en las cuentas de la segunda mitad del año, puesto que la compañía ha anunciado que la recogerá en su totalidad -alrededor de 2.700 millones de euros- como un mayor gasto de personal en este ejercicio.

En el capítulo de extraordinarios, además de la depreciación de Italia en el capítulo negativa, Telefónica ha computado el impacto positivo de venta de activos por 245 millones de euros, fundamentalmente (183 millones) por su venta de participaciones de Portugal Telecom.

Orange crece más en España

Y si España es una pesadilla para los negocios de Telefónica (y de Vodafone) es una bendición para Orange. El grupo francés ha convertido España en su motor de crecimiento y el área que mejor se comportó en el primer semestre. Los ingresos totales de Orange España en el primer semestre de 2011 alcanzaron los 1.943 millones de euros, un 4,1% mientras que el beneficio bruto operativo (Ebitda) alcanzó los 381 millones de euros, un 4,3% más que el mismo periodo del año anterior.

Estos crecimientos contrastan con la caída del 1,3% de los ingresos del grupo y del 26% en el caso del Ebitda. El propio grupo destacó el aumento de 280.000 nuevos clientes en el primer semestre, un 8,9% más que el año anterior y presenta un balance neto positivo en portabilidad de 112.000 clientes.