Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las líneas de ADSL caen por primera vez en su historia

Telefónica pierde casi 39.000 clientes y los alternativos no lo compensan. -Crecen las líneas de cable y fibra óptica. -Primer descenso de las tarjetas de datos para banda ancha móvil.

La banda ancha más tradicional, el ADSL, perdió en mayo clientes por primera vez en su historia, según la nota mensual de mayo de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), descendiendo en 645 líneas. Con todo, eso no implica una caída de los clientes de banda ancha, ya que aumentó el número de líneas de cable y de fibra óptica directa hasta el hogar. De hecho, el número total de líneas de banda ancha aumentó en 19.482 líneas.

La fibra óptica sumó 10.555 líneas, por lo que en el conjunto de 2011 acumula ya un ascenso de 34.396 y en total hay en España 90.260 líneas de estas características. Además, los operadores de cable sumaron otras 9.572 líneas. En el conjunto de España se alcanzan así 10.880.951 líneas de banda ancha, un 6,9% más que hace un año, lo que supone que existen 23,1 líneas por cada 100 habitantes (en mayo de 2010 había 21,8).

Telefónica perdió en el quinto mes del año 38.920 líneas ADSL, algo más que todos los clientes nuevos que captaban los operadores alternativos: 38.275. De todo el pastel de la banda ancha en España, Telefónica mantiene el 51,35% de la cuota de mercado, mientras que los operadores de cable cuentan con el 19,52% y el resto se quedan con el 29,13% restante. Si se tienen en cuenta las diferentes tecnologías, Telefónica pierde 28.560 clientes de banda ancha en mayo, hasta 5,504 millones, la cifra más baja desde agosto del año pasado.

La telefonía móvil vuelve a crecer

La telefonía móvil rompió en mayo con tres meses de caídas, y sumó 133.545 líneas nuevas, de las que 60.309 fueron clientes de prepago y 90.327 de contrato. En total hay en España 55,1 millones de líneas de móvil, el 4,9% más que en el mismo mes del año pasado. Las tarjetas de datos para banda ancha móvil (datacards), en cambio, disminuyeron por primera vez, en 17.091 líneas, aunque eso no supone un menor uso de la banda ancha móvil, ya que en esa caída no se reflejan los clientes con conexión a internet a través del teléfono.

Al contrario que en la banda ancha, en telefonía móvil Telefónica ganó clientes (12.829 líneas bajo la marca Movistar), mientras los perdían sus rivales Orange, que se deja 11.920, y Vodafone, que pierde 82.280 líneas. No obstante, las mayores ganancias netas fueron para los operadores móviles virtuales (OMV), con 163.310 altas, y Yoigo, con 51.600.

Por último, el otro lado de la moneda lo representan las líneas de telefonía fija, que siguen cayendo. En mayo se perdieron 50.850 líneas, un fenómeno que se produce tanto en el trabajo como en el hogar, ya que en ambos ámbitos se dan de baja más líneas de las que se contratan.