Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
La reestructuración financiera

Aviva quiere que Bankia le indemnice con 944 millones

La compañía cree que Bancaja ha roto su compromiso de distribución de seguros tras entrar en el SIP

La aseguradora británica Aviva quiere que Bankia le indemnice con 944, 26 millones de euros, al considerar que Bancaja ha incumplido su acuerdo de distribución de seguros al crear el Sistema Integral de Protección (SIP) liderado por la caja valenciana junto a Caja Madrid. Aviva ha solicitado la intevención de un árbitro que resuelva si es pertinente la indemnización.

Según consta en el folleto de salida a bolsa de Bankia (que, además de las dos citadas, también integra a La Caja de Canarias, Caixa Laietana y las cajas de Avila, Segovia y Rioja), aprobado hoy por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la aseguradora presentó a principios de mes una solicitud de arbitraje ante la Cámara de Comercio de Madrid.

Bankia ha respondido que el pacto que une a Aviva y Bancaja desde junio de 2000 no ha sido vulnerado dado que la nueva situación de la entidad valenciana no le impide cumplir los compromisos adquiridos.

Con anterioridad a la solicitud de arbitraje, Aviva había pedido sin éxito al Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid que paralizara cautelarmente la integración de las siete cajas o forzase a Bancaja a presentar una garantía de 944,26 millones de euros por los presuntos daños que le iba a ocasionar la operación. Aviva sostuvo que la integración de los activos de la entidad financiera en Bankia le privaba de su red, lo que frustraba el acuerdo de venta de seguros en exclusiva al que llegaron ambas partes en 2000 y por el que la entidad británica pagó 390 millones.

En un auto fechado el pasado 12 de mayo, la juez Ana María Gallego rechazó las medidas cautelares que quería Aviva al no apreciar a priori que la segregación de activos de la caja valenciana en favor del Banco Financiero y de Ahorros (BFA), la matriz de Bankia, fuera un incumplimiento grave de la relación que les unía.

En la resolución, la juez recordó que una cláusula del contrato suscrito en 2000 daba "plena libertad" a Bancaja para integrarse con otras cajas y otorgaba la posibilidad de decidir "en lo que incida en la distribución de los seguros personales y planes de pensiones" a Aseval, la sociedad conjunta de Aviva y la entidad valenciana. "Al estar prevista tal fórmula de modificación estructural en el contrato y las consecuencias de ésta, indiciariamente hacen dudar del incumplimiento alegado", afirmó la juez Ana María Gallego.

Los integrantes de Bankia tienen acuerdos con cuatro firmas aseguradoras (Mapfre mantiene una alianza con Caja Madrid; Aviva es propietaria a medias con Bancaja de Aseval; Caser tiene firmado un acuerdo estratégico con La Caja de Canarias, y Groupama participa con pactos de relevancia con otros miembros). El problema es que la ruptura de los acuerdos de venta en exclusiva obligaría a Bankia a abonar abultadas indemnizaciones, algo a lo que no está dispuesto el grupo presidido por Rodrigo Rato.