Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salgado defiende en el 'WSJ' que la reestructuración financiera es un modelo para otros países

La vicepresidenta asegura que las entidades españolas saldrán más eficientes y resistentes frente a cualquier crisis futura

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, afirma en un artículo publicado hoy en el Wall Street Journal (enlace con suscripción), el diario de referencia en el mundo de las finanzas junto al británico Financial Times, que la reestructuración del sector financiero español es un modelo que puede servir para el resto de Europa y el mundo.

"La atención de los inversores globales está centrada en Grecia, y las dudas se han extendido sobre la solvencia de otras naciones europeas. En España, sin embargo, hay buenas noticias: como resultado de las medidas de amplio alcance de nuestro Gobierno, nuestras entidades financieras están preparadas para emerger más eficientes y resistentes frente a cualquier crisis futura. Aquí se encuentran lecciones para el resto de Europa y el mundo", escribe la también ministra de Economía.

Bajo el explícito título de Los bancos españoles no van a quebrar, Salgado enumera los diferentes pasos que ha dado el Ejecutivo para reforzar al sector. Así, recuerda que, aunque el sistema financiero en un primer momento no se vio afectado por la crisis financiera, "el rápido crecimiento del crédito en los años del boom económico y la sobreexposción al sector inmobiliario y constructor se hicieron sentir" y motivaron "preguntas sobre su solvencia". Por este motivo, se les complicó el acceso a la financiación, reconoce.

Para reforzar al sistema y los niveles de capital de las entidades, el Gobierno, enfatiza Salgado, puso en marcha el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, que ha destinado al sector 10.000 millones de euros (el 1% del PIB). Gracias a ello, el número de bancos y cajas se redujo de 45 a 18, mientras su nivel de capital de calidad pasó de una media de 29.000 millones a 76.000 millones.

A continuación, continúa la vicepresidenta, se puso en marcha la reconversión de las cajas agrupadas en bancos, con lo que el 90% de todos los activos que actualmente están en los balances de estas entidades vayan a pasar a estar en poder de bancos. Además, destaca que tendrán que cumplir las mismas exigencias sobre gobernanza y elección de sus ejecutivos que el resto en alusión a la voluntad del Gobierno de alejar a los políticas de la dirección de las cajas.

Por último, destaca los nuevos niveles de capital exigidos a los bancos y cajas, así como los mayores requisitos de transparencia a las entidades, que deberán publicar trimestralmente sus datos detallados y revelar sus riesgos.

Tras todas estas medidas, Salgado resume que "transparencia, reestructuración, más solvencia y requisitos de capital más estrictos son los pilares de los esfuerzos de España para recuperar la confianza de los mercados y garantizar la capacidad del sistema financiero para dar créditos al sector privado y financiar el crecimiento futuro. Lo llaman el modelo español, del que otros sistemas también se podrían beneficiar", concluye.