_
_
_
_
_

Zapatero reduce por error las previsiones de crecimiento para este año

El presidente afirma que el PIB avanzará un 1% en 2011 cuando la proyección de Economía es de un 1,3%, una cifra que no comparte ningún servicios de estudios ni organismo internacional

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no ha recordado hoy cuáles son las previsiones de crecimiento económico de su Ejecutivo para este año. En el tramo final de una larga entrevista a RNE, el jefe del gabinete socialista ha asegurado que España cerrará 2011 con un repunte del 1% de su Producto Interior Bruto (PIB), cuando la cifra que maneja el Ministerio de Economía es tres décimas superior. Esta afirmación ha sorprendido a los iniciados en la materia, que tienen muy presente la insistencia de la titular de este departamento, Elena Salgado, en mantener su previsión de que la economía avanzará un 1,3% pese a que ningún servicio de estudios se cree esta cifra.

Preguntado sobre cuándo empezará España a salir de la crisis, Zapatero ha respondido: "Hay dos factores que son fundamentales [para ello], uno es el crecimiento económico y ya estamos en crecimiento económico. Nosotros estimamos que vamos a terminar el año creciendo el 1%. Pero es verdad que, socialmente, el fin de la crisis se va a empezar a producir [...] cuando veamos que el empleo crece. Eso lo podemos conseguir a final de este año o principios del que viene".

No obstante, pocos minutos después del final de la entrevista, fuentes de La Moncloa han especificado a Efe que se trataba de un error y que su previsión de crecimiento seguía siendo de un 1,3%. ¿Ejercicio de realismo? No, simple confusión. Sin embargo, el asunto de la previsión de crecimiento no es baladí en tanto en cuanto es una de las armas que los inversores han empleado para poner en duda otras proyecciones del Gobierno. En este caso, sobre el déficit de las arcas públicas, verdadero trasunto de la presión a la que se está viendo sometida España en los mercados de deuda.

Economía confía en cerrar el año con un desfase entre lo que ingresa y lo que gasta el Estado equivalente al 6% del PIB, pero para ello la economía debe crecer un 1,3%. Si no se alcanza esta cifra es porque la actividad no se ha recuperado tal y como se esperaba. Y a menor actividad, menos cobra el Gobierno en impuestos y más difícil resulta reducir el déficit. De hecho, este es el argumento que emplean organismos internacionales como la OCDE para afirmar que el déficit cerrará el año en el 6,3% en lugar de en el 6% que augura Salgado.

Frente al crecimiento del 1,3% que calcula el Gobierno, otras instituciones como el Banco de España o el Fondo Monetario Internacional esperan un 0,8%. La OCDE, por su parte, es una décima más positiva, con un 0,9%, lo que en cualquier caso sigue dejando al Ejecutivo como el más optimista. A su favor, Economía recuerda que en los últimos años ha acertado con sus previsiones de crecimiento y los que se han equivocado han sido el resto. En lo referente al paro, sin embargo, han tenido menos éxito.

El presidente, en un momento de la entrevista.
El presidente, en un momento de la entrevista.PACO CAMPOS (EFE)

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_