Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ACS impone su rodillo en la junta de Hochtief

Florentino Pérez controla más del 60% del capital presente en la junta. -Los candidatos de la vieja guardia se baten en retirada

El grupo español ACS ha dominado con claridad la junta general de accionistas que ha celebrado la alemana Hochtief. La asistencia ha sido del 69%, de modo que con algo más del 43% del capital, la empresa presidida por Florentino Pérez ha controlado más del 60% de las acciones que han acudido a la junta. Eso le ha permitido imponer su lista de candidatos al consejo de supervisión de la empresa con una amplia mayoría, aunque con críticas de algunos accionistas minoritarios.

De hecho, los candidatos de la vieja guardia de Hochtief han retirado sus candidaturas para ser reelegidos. En su día mostraron su oposición a la oferta lanzada por ACS para ir haciéndose con el control de la compañía. Luego, buscaron un acercamiento al grupo español, pero Florentino Pérez no les ha perdonado y tendrán que salir del consejo.

Los cuatro miembros del consejo que se han batido en retirada son Detlev Bremkamp, Hans-Peter Keitel, Heinrich von Pierer y Wilhelm Simson. El dimisionario primer ejecutivo, Herbert Luetkestratkoetter, también ha señalado que no se va por voluntad propia, sino porque se lo pidió ACS.

El grupo español ha nombrado a cuatro de sus hombres como miembros del consejo de supervisión, ha promovido a la presidencia a Manfred Wennemer, uno de los consejeros alemanes independientes que se ganó la confianza de Florentino Pérez, y ha nombrado también consejeros a dos independientes alemanes cercanos al nuevo presidente. Se trata del presidente del consejo de supervisión de BASF, Eggert Voscherau, y el consejero delegado de Aton, Thomas Eichelmann. El octavo puesto en el consejo lo ocupará un representante del fondo soberano de Catar, que tiene un 10% del capital.

Los nuevos representantes de ACS son Pedro López Jiménez, expresidente de Unión Fenosa y miembro de la Comisión Ejecutiva de ACS, y José Luis del Valle, secretario del consejo de ACS, como nuevos miembros del consejo de supervisión de la constructora alemana. Ambos se unen a Marcelino Fernández Verdes y Ángel García Altozano, que ya están en el órgano de Hochtief y han salido renovados por cinco años.

Hochtief ha revisado significativamente sus previsiones para este año a raíz de la advertencia sobre resultados de su filial Leighton del mes pasado. Para el año fiscal en curso, Hochtief sigue esperando que los nuevos pedidos, los trabajos ejecutados y la cartera de pedidos se normalizarán en un nivel inferior a las cifras récord de 2010 y que los ingresos en términos generales estarán a la par con los del año 2010. Dependiendo del resultado de la venta de una participación en la filial de Concesiones, el grupo espera ganancias antes de impuestos que sean alrededor de la mitad de la cifra del año anterior, pero prevé que el beneficio neto consolidado se sitúe por encima del nivel de 2010.

Las proyecciones para 2012 y 2013 no han cambiado. Para 2012, Hochtief prevé un beneficio antes de impuestos de aproximadamente 1.000 millones de euros y un beneficio neto consolidado de unos 500 millones de euros en función de los resultados de la venta de la filial inmobiliaria Aurelis. En 2013, el grupo tiene previsto alcanzar beneficios antes de impuestos de más de 1.000 millones de euros y un beneficio neto consolidado de unos 450 millones de euros excluyendo los ingresos no recurrentes, es decir, de la actividad de explotación.