Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las medidas para salir de la crisis

El Gobierno aprueba la reforma de las pensiones con cambios para los investigadores

El colectivo podrá incluir los años dedicados a la investigación aunque no sea en trabajos renumerados.- El decreto con el retraso de la edad de jubilación se remite ahora al Congreso para su aprobación

El Gobierno ha aprobado hoy el proyecto de ley para la reforma de las pensiones, que ahora será remitido al Congreso para su tramitación, y que retrasa la edad de jubilación a los 67 años a partir de 2027. En el texto definitivo, cerrado tras recibir el Gobierno los informes de los órganos consultivos, hay cambios mínimos con respecto al documento presentado a principios de febrero salvo en lo que respecta a los jóvenes investigadores. Así, al final, este colectivo podrá incluir en el cómputo para acceder y fijar la prestación los años que hayan estado trabajando con una beca.

En rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, el titular de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha admitido que el texto aprobado hoy por el Ejecutivo "no cambia, en su inmensa mayoría, la redacción del anteproyecto". Entre lo que sí se ha modificado, el responsable del departamento ha destacado que, siguiendo la recomendación del CES, se reconocerá a los investigadores, aunque no tengan una "actividad directamente remunerada", de la misma manera que a los becarios. Los trabajadores en prácticas ya tenían reconocido el derecho a computar sus años becados siempre y cuando tuviesen menos de 32 años.

En opinión del ministro, la reforma es "amplia, como ninguna otra en la historia de España, equilibrada y con un impacto que no comenzará a notarse hasta dentro de algún tiempo". Además, ha valorado que el Gobierno haya cumplido sus compromisos: "ha sido dialogada, pactada y estará en el Parlamento antes de que culmine el primer semestre del año". En este sentido, ha subrayado que la reforma ha obtenido "un gran respaldo de los agentes sociales", pese a motivar la primera huelga general contra el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. Según ha argumentado Gómez, han acabado "comprendido bien los retos a los que se enfrenta el sistema de pensiones".

La reforma entrará en vigor el 1 de enero de 2013 y se aplicará de forma paulatina en un periodo transitorio de 15 años, que culminará en 2027. A partir de esa fecha, cada cinco años se revisarán los parámetros del sistema por las diferencias de la evolución de la esperanza de vida. Sobre este tema, Gómez ha admitido que la esperanza de vida será el factor que se analizará cada año para "desencadenar" la revisión.

La reforma incrementa progresivamente la edad de jubilación hasta los 67 años, aunque mantiene la posibilidad de retiro a los 65 años con el 100% de la pensión cuando se acredite un periodo de cotización superior a 38 años y seis meses (cuantía que se incrementará también paulatinamente desde los 35 años actuales). También aumenta el periodo de cómputo utilizado para el cálculo de la cuantía de la pensión de los 15 años actuales a 25 años, y se incrementan de 35 a 37 años el tiempo de cotización necesario para acceder al 100% de la pensión.