Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

ELA y LAB se manifestarán en abril contra la reforma laboral en Madrid

Las centrales vascas contarán con el apoyo de otras gallegas, catalanas y canarias

ELA y LAB, junto a los también sindicatos nacionalistas vascos STEE-EILAS, Hiru y EHNE, se manifestarán el próximo 5 de abril en Madrid para mostrar su rechazo a la reforma laboral, a la del sistema de pensiones y a la de la negociación colectiva, impulsadas todas por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Además, las centrales abertzales aprovecharán su primera concentración en la capital de España para reivindicar un marco vasco de relaciones laborales y protección social.

La movilización, presentada ayer en Bilbao, contará también con la presencia del sindicato gallego CIG, la Confederación Sindical Catalana y la Intersindical Canaria. El secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, explicó que las reformas se enmarcan en un escenario "muy duro" marcado por "una estrategia de empobrecimiento general concertada" por la banca y las grandes empresas, junto a los gobiernos. Según argumentó, el objetivo es "atacar los salarios" y "quitar instrumentos" de actuación al sindicalismo vasco.

Los portavoces de las cinco centrales abertzales coincidieron en criticar que el Ejecutivo central ha llevado a cabo, desde el comienzo de la crisis, "profundas reformas antisociales y duras medidas de carácter económico" que definieron como "el ataque más grave perpetrado en las últimas décadas contra los derechos de la clase trabajadora". En este sentido, censuraron la reforma laboral "impuesta" en beneficio "exclusivo" de los intereses de las empresas, tras la que "la patronal vasca está pidiendo otra"; la reforma de pensiones, con el "más grave recorte perpetrado en toda la historia"; y la reforma de la negociación colectiva, de la que criticaron que se está "gestando bajo el habitual secretismo".

CC OO de Euskadi, por su parte, denunció ayer el "fracaso total y rotundo" de la reforma laboral y anunció una próxima recogida de firmas, junto a UGT, para llevar al Congreso una Iniciativa Legislativa Popular con el objetivo de que se "vuelvan a regular las relaciones de trabajo desde un punto de vista más garantista y donde se garantice la aplicación de los convenios colectivos".

[CCOO llamó el lunes a Eudel, la Asociación de Municipios Vascos, a cesar en su "chalaneo con los sindicatos nacionalistas". Varias decenas de delegados de esa central —y no de ELA y LAB como escribió erróneamente EL PAÍS— se concentraron a las puertas de la asamblea general del citado organismo para advertir del riesgo de una negociación ayuntamiento por ayuntamiento].