La reestructuración financiera

Fitch eleva las necesidad de la banca a 38.000 millones

La entidad afirma que sus cálculos están basados en lo que ha sucedido en Irlanda aunque descarta que se llegue a su nivel de impagados

¿Quién da más? Cuáles son las necesidades reales del sistema financiero español: ¿20.000 millones, 40.000 millones o, tal y como ha afirmado hoy la agencia de medición de riesgos Fitch, 38.000 millones? Esta tarde el Banco de España debe publicar sus datos sobre el dinero que precisan los bancos y, especialmente, las cajas para garantizar su solvencia y que, según el Gobierno, estarán por debajo de los 20.000 millones anunciados. No obstante, pocos nadie entre las agencias ni entre las entidades financieras o de análisis que han hecho sus propios cálculos, coincide con esta cifra.

Si Moody's, que hoy ha rebajado la nota de España precisamente porque deberá gastarse más de lo que prevé en la reestructuración del sector, cifraba estas necesidades en entre 40.000 a 50.000 millones si la situación no empeora, para Fitch es más correcto hablar de 38.000 millones. Eso sí, en caso de un recrudecimiento de la crisis, el agujero se agrandaría hasta los 96.700 millones. Para la primera, en este escenario extremo, que a grandes rasgos deberá de coincidir con los presupuestos incluidos en las próximas pruebas de resistencia europeas, las necesidades de capital podrían alcanzar los 120.000 millones.

Más información
Salgado y Ordóñez viajan juntos a EE UU para buscar respaldo financiero a las cajas

Por su parte, Standard & Poor's sí considera que la cifra que maneja el Gobierno coincide con sus cálculos. Fuera del sector de las agencias, Bank of America Merrill Lynch cifró recientemente en 42.800 millones de euros la necesidad de recapitalización del sistema español.

Fitch señala que estos cálculos se han hecho posteriormente a su experiencia con los bancos irlandeses. Además, desglosa por tipo de entidades estas necesidades y coloca sobre las cajas, que en septiembre de 2010 acumulaban el 39% de los activos del sistema financiero español, su mayor parte. Según sus cálculos, estas entidades necesitarán 19.400 millones de euros que, en un escenario de crisis aguda, como ocurrió en Irlanda, podrían elevarse a 54.700 millones, para alcanzar un capital básico del 10 % de los activos de riesgo, el que exigirá el Gobierno a partir de septiembre.

Eso sí, Fitch reconoce que no espera pérdidas por impago tan elevadas como en Irlanda, dado que ambos países mantienen diferencias en sus carteras crediticias tanto del sector inmobiliario como del crédito promotor, aunque matiza que un contexto de crisis aguda tiene "razonables posibilidades de materializarse".

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS