Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 93% de los inversores en Banif pide el reembolso de su dinero

El fondo del Santander paga 2.325 millones a sus partícipes con un recorte del 11,8% frente al valor que tenía cuando cerró

El 93% de los inversores que apostaron en el fondo Banif Inmobiliario del Santander ha solicitado el reembolso de su dinero. Según ha informado hoy la sociedad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ha abonado a estos partícipes un importe global de 2.325 millones de euros frente a un patrimonio que asciende a 2.500 millones.

El fondo, que ofrecía a los inversores que desearan liquidar sus posiciones 1.211 euros por participación tras dos años congelado, ha procedido al pago íntegro de los reembolsos solicitados. El precio arroja un descenso del valor del 11,8% desde que se cerró el fondo en febrero de 2009.

En esa época, la peticiones de los inversores por recuperar su dinero obligó al fondo a suspender los reembolsos al superar estos el 10% del patrimonio y no disponer de la liquidez necesaria para atenderlos, por la imposibilidad de materializar la venta de activos necesaria para ello. Dicha suspensión se estableció por un plazo máximo de dos años, para realizar una venta ordenada de activos y, en caso de no poder realizarla, proceder a la liquidación del fondo.

En este caso, el pago se ha realizado con la liquidez recibida por el fondo inmobiliario de la suscripción de sus participaciones realizada por entidades del grupo Santander. El próximo periodo de reembolsos tendrá lugar entre los días 1 y 16 de octubre de 2011.

Tras esta operación, el porcentaje del patrimonio del fondo que ostentan las entidades del grupo Santander se eleva al 96,62%, de la que la mayoría corresponde a Banco Santander (65,01%), pero también a Banif (19,82%), Banesto (10,42%) y Openbank (1,37%). El Grupo ya tenía un 3,61% con anteriridad.

Santander asumió el compromiso de garantizar la liquidez del fondo "por razones exclusivamente comerciales" y ante las extraordinarias circuntancias del mercado inmobiliario con el fin de evitar posibles problemas en caso de que se registrara un elevado número de solicitudes de reembolso en un futuro inmediato.

El fondo no alcanzó los objetivos de venta de activos inmobiliarios, ni en cuanto al número de activos ni en cuanto al volumen de operaciones necesarias para atender los reembolsos pendientes en el plazo disponible.