_
_
_
_

El beneficio de Caja Vital se desploma el 43,5% tras hacer unas dotaciones de 49,3 millones

Las dotaciones para prevenir créditos dudosos están haciendo estragos en las entidades financieras. El Grupo Caja Vital cerró el pasado ejercicio con un beneficio neto consolidado de 38,64 millones de euros, lo que supone una reducción de un 43,5% sobre el mismo dato de 2009, una vez efectuadas dotaciones para la cobertura de créditos y otros activos, por un total de 49,31 millones de euros, un 70,72% más que en diciembre del año pasado.

Y eso que la entidad alavesa ha logrado contener la morosidad hasta el 3,88%, sólo un 0,88% más que en 2009 en un contexto en el que la media del sector es del 5,89%. En cuanto a los créditos a clientes, éstos se mantuvieron el pasado ejercicio en la cota de los 6.900 millones de euros, lo que supone un leve descenso del 0,85%, con respecto al año anterior.

"Los destinados a la financiación para la construcción y adquisición de viviendas, crecieron globalmente un 0,37%, gracias al liderazgo la caja en la financiación de la Vivienda de Protección Oficial", destaca la entidad en una nota.

El coeficiente de solvencia a diciembre de 2010 era del 13,82%, casi un punto superior al dato del año 2009 que se quedó en un 12,97% y el core capital, es decir, capital y reservas sobre activos ponderados por riesgo, de la entidad se situó en un considerable 12,51%, lo que sitúa a la caja alavesa "entre las mejores del sistema financiero".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_