Egibar no ve sentido a una fusión vasca sin que incluya a la Kutxa

El PNV pidió el respaldo de Elena Salgado a la operación

El presidente del PNV, Joseba Egibar, aseguró ayer que, con las nuevas exigencias a las entidades bancarias, no tiene sentido abordar una operación de fusión fría entre la BBK y la Caja Vital. Consideró que se debe retomar la unión incluyendo a la Kutxa.

Los peneuvistas, de la mano de su máximo dirigente en Álava y vicepresidente de la Vital Iñaki Gerenabarrena, han bloqueado la operación con la BBK cuando iba a materializarse este mismo mes. Egibar dijo ayer, sin embargo, que su partido "no ha abortado" esta fusión. En declaraciones en una tertulia en Radio Euskadi, afirmó que el PNV defiende una "fusión profesionalizada que sitúe a la caja resultante en una mejor posición" pero rechazó la conversión en bancos "por muy importante que sean".

Detrás de la apuesta por la unión de las tres cajas está el intento del PNV de evitar el conflicto interno sobre todo en Guipúzcoa, donde produjo un gran temor quedarse fuera de la unión de las otras dos cajas. Además, la fusión de las tres entidades encaja más en el proyecto político del PNV.

Joseba Egibar afirmó que esta operación se trató con la ministra de Economía, Elena Salgado, cuando el Gobierno central pidió al PNV apoyo para los decretos de reestructuración de las cajas. Los peneuvistas aprovecharon para solicitar, a su vez, el respaldo del Ejecutivo socialista a una fusión integral de las cajas vascas.

Egibar aseveró que trasladaron a la ministra de que la BBK, la Kutxa y la Caja Vital no necesitan ayuda externa porque "son solventes como tales", pero puntualizó que su pretensión era que estas entidades financieras "afrontaran el futuro de mejor manera y de manera conjunta".

Por ello, le dijeron que querrían "la participación y la posición política favorable del PSOE". "Claro, eso, evidentemente, tiene su proyección en el PSE-EE aquí", indicó.

El dirigente guipuzcoano relató que el presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, también se reunió con el lehendakari, Patxi López, para trasladarle la posición de su partido favorable "a una fusión integral" de BBK, Caja Vital y Kutxa.

El PP, partido que también estaba informado de la proximidad de la firma del acuerdo entre las cajas vizcaína y alavesa, censuró la postura del PNV, al culpable de la paralización de esta operación "solo en función de sus intereses electorales". El presidente de los populares vizcaínos, Anton Damborenea, defendió ayer la fusión fría, porque permitía a cada caja "seguir actuando en cada territorio como está actuando hoy".

Damborenea aseveró que su formación prima el sentido económico y social en la fusión, "lo que no hemos visto nunca en el PNV. Y en una que lo había, lo que ha hecho es paralizarla".

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50