Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andorra deja de ser paraíso fiscal para España

Hoy entra en vigor un acuerdo de intercambio de información fiscal entre España y el Principado

Andorra dejará de ser considerado un paraíso fiscal por España a partir de hoy, cuando entra en vigor un acuerdo firmado hace un año entre los dos Gobiernos para permitir el intercambio de información fiscal entre ambos. Ahora se podrán obtener datos relativos a cuentas bancarias del Principado cuando haya una investigación fiscal abierta.

El acuerdo entre los dos países es parte de la respuesta de Andorra a las políticas que se propusieron acabar con los paraísos fiscales cuando estalló la crisis financiera. Tanto la OCDE como al G-20 pusieron el foco en la evasión fiscal en estos territorios, a los que decidieron cortar las alas mientras desarrollaban una lenta reforma financiera. En 2009, en unos diez meses se firmaron más de cien acuerdos bilaterales de intercambio de información fiscal.

El convenio entre España y Andorra, suscritoel 14 de enero de 2010 entre el jefe del Gobierno de Andorra, Jaume Bartomeu, y la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, supone un salto cualitativo, pero no termina de forma absoluta con el secreto bancario. Antes, el intercambio de información se llevaba a cabo solo en procedimientos penales, y ahora cubrirá también los tributarios. Pero será solo para casos concretos, sin embargo, porque España no podrá perdirle al Principado, por ejemplo, una lista con todos los españoles que tengan una cuenta bancaria allí.

La Agencia Tributaria española podrá solicitar a partir de ahora a las autoridades andorranas el acceso a los datos contables y bancarios e identificar a los beneficiarios de cualquier tipo de transacción que involucre a contribuyentes españoles.

La entrada en vigor se hace efectiva sin que todavía se haya cerrado el reglamento que acompaña al acuerdo y que ha de especificar el procedimiento en estos casos. El Gobierno del Principado no cree que la situación suponga ningún problema y considera que "tiene su lógica". En una entrevista concedida a este periódico, Bartomeu aseguró que cumplirán sus compromisos y que debe superarse el escepticismo en torno a Andorra.

El Ejecutivo andorrano ha explicado que las próximas semanas servirán de "prueba" para analizar e incorporar los detalles que sean necesarios. Esperan que estas medidas aporte "muchos beneficios a la proyección internacional de Andorra, así como a la competitividad y la apertura de la economía andorrana".