Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Air Comet estaba en quiebra desde 2008

Las pérdidas de la aereolínea, perteneciente al grupo Marsans, comenzaron en el año fiscal cerrado en febrero de 2007

La aerolínea del grupo Marsans, Air Comet incurrió en causa de disolución en febrero de 2008, casi dos años antes de que solicitara el concurso de acreedores, la antigua suspensión de pagos. Gerardo Díaz Ferrán, ex presidente de la CEOE, dirige este conglomerado.

"No es cierto que el embargo de los aviones y la prohibición de venta de billetes causara la insolvencia", explica la administración concursal, nombrada por el juez para investigar y hacerse cargo las cuentas de la empresa, "la sociedad ya había incurrido en esa situación el primer trimestre de 2008". La quiebra de Air Comet afectó, en plena temporada navideña, a 7.000 pasajeros y dejó sin trabajo a 666 pesonas.

La administración concursal ha determinado que ya en el año fiscal cerrado en febrero de 2007 las pérdidas eran de 32,64 millones. En el siguiente bajaron a 27,79 y en el ejercicio de febrero de 2009 se elevaron a 55,99 millones. Las pérdidas se dispararon hasta la cifra de 218,7 millones en el año fiscal cerrado en 2010. La empresa declaró el concurso de acreedores el 21 de diciembre de 2010.

Teinver, matriz del grupo Marsans, inyectó 125,37 millones de euros para intentar evitar la disolución, pero resultaron insuficientes. El informe también pone de manifiesto que Air Comet se financió con al menos 25 millones de euros del dinero concedido por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) a Interinvest para reflotar aerolíneas Argentinas. El error que llevó a la insolvencia a Air Comet fue "la dimensión de la compañía" y el desarrollo del negocio "con cargo a otros", primero Teinver e Interinvest y luego a sus acreedores, a los que no pagaba desde 2008. Ese año la presidenta argentina Cristina Fernández expropió Aerolíneas Argentinas, lo que agravó, incluso más, la situación de la aerolínea.