Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Moody's rebaja la nota de solvencia de Murcia y Castilla-La Mancha por sus altos déficits

Fitch también pone en revisión la calificación de la comunidad manchega.- Salgado afirma que "exagera"

La agencia de calificación Moody's, hiperactiva en estas últimas semanas, ha rebajado hoy de un golpe las notas de solvencia de la deuda de Murcia y Castilla-La Mancha, las dos únicas comunidades que han rebasado los límites de déficit con datos del tercer trimestre de 2010 que publicó ayer el Gobierno. También Fitch ha puesto bajo revisión el rating de la comunidad manchega, actualmente en AA-, por su exceso de déficit y deuda.

Tras conocer la noticia, el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, ha dicho que confía en que esta valoración "se corrija en breve". Según ha añadido, los mercados han reaccionado de forma "positiva" a los datos sobre déficit de las comunidades.

Según informa Moody's en una nota, ha rebajado la calificación de la deuda a largo plazo de la Comunidad Autónoma de Murcia en un peldaño de Aa1 a Aa2, con lo que pasa de un nivel considerado como alto para invertir a uno "bueno". La razón que ofrece la agencia es el "empeoramiento continuado durante los últimos años de sus finanzas" y el "aumento agudo" de su deuda, que cerrará el año en el 70% de su Producto Interior Bruto, tres veces por encima del 34% que tenía en 2009.

En cuanto al déficit, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Economía por primera vez, la región ya superaba con un desajuste del 3,12% a cierre de septiembre el límite para el conjunto del año, que es del 2,4%. Y eso que es en los últimos meses del año donde se concentran las mayores partidas de gasto.

Castilla-La Mancha tampoco cumplirá en 2011

Para Castilla-La Mancha, que a cierre de septiembre era la autonomía con más déficit de España con un 4,69% del PIB, Moody's ha recortado la nota de su deuda a largo plazo de Aa3 a A1, lo que significa que pasa de una calificación alta a una buena. Según explica, la decisión refleja "un deterioro más importante de lo previsto de su economía en 2010 y 2011", por lo que además la deja en perspectiva negativa, lo que abre la puerta a futuros descensos. Asimismo, añade que la autonomía "probablemente" no solo no cumplirá con el objetivo de déficit para este año, si no que tampoco podrá alcanzar el del siguiente, fijado en el 1,3%.

Desde el Gobierno, la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, ha afirmado en relación a los sucesivos anuncios de Moody`s que "exagera" al hablar, sobre todo, del sector financiero español. Tarde o temprano, "tendrá que reconocer su solidez", tal y como se demostró en las pruebas de solvencia, ha añadido en una entrevista en TVE.

Tras recordar que tanto la UE como otros organismos internacionales ya se han planteado la necesidad de buscar alternativas a la hegemonía de las tres agencias de calificación que ahora dominan el sector -Standard & Poor's y las propias Fitch y Moody's-, la ministra ha destacado que estas sociedades tienen un marchamo de independientes, que es lo que "valora el mercado". "Mientras los inversores nos exijan sus calificaciones para comprar deuda, necesitamos que la nota que nos ponga sea buena", ha añadido.