La salida de la crisis

España es uno de los países que más ha liberalizado sus mercados, según la OCDE

La organización afirma en su informe anual que el país ha efectuado un progreso "profundo, amplio y sostenido". -Pide liberalizar más los horarios, las aperturas de centros comerciales y los servicios profesionales

"Durante la pasada década, España ha acometido un relativamente profundo, amplio y sostenido proceso de reforma que ha convertido a muchos mercados más abiertos a las fuerzas de la competencia que los de otros países de la OCDE". La liberalización de los mercados, uno de los mensajes recurrentes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) alcanza en el informe anual de este organismo sobre España algunas de sus palabras más elogiosas. No obstante, l OCDE cree que aún se pueden dar pasos adicionales en este sentido para mejorar la competitividad e impulsar el crecimiento.

España ha pasado a tener unos mercados más liberalizados y abiertos a la competencia que la media de los países europeos más avanzados y que la media de la OCDE, según refleja el informe. El informe compara datos de 1998, 2003 y 2008. Mientras que en 2008 los mercados españoles estaban entre los menos liberalizados y en 2003 aún seguían por detrás de la media, en 2008 España ocupaba ya una posición destacada, mejor que la media europea y de la OCDE en todos los parámetros destacados. Así, los mercados españoles están en su conjunto más abiertos a la competencia, existe menos control estatal sobre la actividad empresarial, hay menos barreras a la actividad empresarial y se han reducido enormemente las trabas al comercio y la inversión empresarial, cuyo nivel es menos de la mitad de restrictivo que la media de Europa o e la OCDE.

Más información

La OCDE señala cómo España es uno de los pocos países en que ese proceso de liberalización ha producido sustanciales mejoras en los dos periodos de cinco años analizados.

En su informe, el organismo subraya la apertura a la competencia de monopolios como los de las telecomunicaciones, la electricidad y el gas o en sectores como el transporte aéreo y por carretera. También se han simplificado las regulaciones, los controles de precios y los mecanismos de coerción sobre las empresas. La apertura también ha sido significativa para la inversión exterior en España y para las importaciones.

El organismo también alaba las medidas que han supuesto la trasposición de la directiva de servicios y los avances en la liberalización que se incluyen en la Ley de Economía Sostenible, cuya aprobación se ultima en las Cortes. En particular, la OCDE elogia el reforzamiento de los poderes y la transparencia de los organismos reguladores, las medidas de liberalización postal y del transporte de pasajeros por carretera o las medidas liberalizadoras en servicios profesionales.

Pero la OCDE siempre vela por avanzar en la liberalización y, pese a reconocer los enormes avances españoles, pone algunas tareas en asignaturas pendientes. En particular, critica las trabas autonómicas a las aperturas de grandes superficies, reclama a las comunidades la liberalización de los horarios comerciales, pide avanzar en la liberalización de los servicios profesionales (pues considera que las exigencias de cualificación que actúan como barreras de entrada son las mayores de la UE), en los postales y en el transporte por carretera y ferrocarril.

Competitividad, inflación y exportaciones

En conjunto, la conclusión es que progresos adicionales en la liberalización de los mercados "pueden mejorar la competitividad, tanto fortaleciendo la productividad como bajando los precios", algo que el organismo predica casi de cualquiera de sus países miembros.

Al medir los indicadores de competitividad, sin embargo, las conclusiones son algo paradójicas. La OCDE subraya cómo España es uno de los países europeos que ha tenido una mayor inflación, un mayor aumento de los costes laborales unitarios y un mayor incremento de los precios de la producción. Todo ello va en contra de la competitiviad. Sin embargo, al pasar la prueba de fuego del mercado, las conclusiones son muy diferentes. Así, la OCDE compara la evolución de la cuota de exportaciones de un buen número de países miembros de la OCDE en la última década y España no ale nada mal parada.

La evolución de las exportaciones españolas ha sido mucho mejor que la de países como Italia, Grecia, Francia y Reino Unido e incluso algo mejor que la de Estados Unidos a lo largo de la última década. En el gráfico comparativo que presenta la OCDE, España solo se sitúa por detrás de Alemania y Corea del Sur, los campeones en esta materia.

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50