Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sebastián dice que es "prematuro" dar cifras de pérdidas por el cierre del espacio aéreo

Las agencias de viajes estimaron el pasado sábado pérdidas de 250 millones de euros.- El titular de Industria dice que el presidente del Gobierno "no descarta" prorrogar el estado de alarma

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha señalado hoy que es "prematuro y precipitado" dar cifras de pérdidas para el sector turístico por el cierre del espacio aéreo. Según ha explicado, sólo el 10% de los viajeros españoles, los que han resultado mayoritariamente afectados por el plante de los controladores, tenían previsto tomar un avión este puente. Sebastián ha realizado estas declaraciones en una comparecencia ante los medios tras reunirse con responsables de Turespaña (Instituto de Turismo de España, dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio) tres días después de que las agencias de viajes cuantificaran las pérdidas ocasionadas por la crisis de los controladores, que mantuvo la mayor parte del espacio aéreo español cerrado durante 20 horas entre el viernes y el sábado, en unos 250 millones de euros. Además, ha añadido que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "no descarta" prorrogar la declaración de estado de alarma con la que se zanjó la crisis.

Además, según Sebastián el Gobierno no cree que la imagen de España vaya a resultar dañada por la "huelga salvaje" debido a que la prensa extranjera ha acogido bien la reacción "clara y contundente" de la declaración del estado de alarma. "Vamos a ver si hay cancelaciones de aquí a Navidades, pero esperamos que no las haya, porque es claro el compromiso de que esto no se va a volver ni en Navidades ni después", ha dicho el titular de Industria, Turismo y Comercio.

El pasado sábado, en plena crisis aeroportuaria, las agencias de viajes calcularon que el sector turístico español dejaría de ingresar unos 250 millones de euros ante la cancelación masiva de vuelos, que ha afectado a unos 600.000 viajeros. Además la Asociación Catalana de Agencias de Viajes (ACAV) ha anunciado hoy que las pérdidas de las agencias de viajes y touroperadores, en el ámbito nacional, se pueden situar en torno a los 350 millones de euros, aunque se trata de una cifra provisional. Sin embargo, Sebastián ha insistido hoy en que hay que esperar a que termine el puente de la Constitución y la Inmaculada para conocer las cifras de ocupación finales en el sector hotelero.

Además, el ministro de Industria ha explicado que en diciembre se esperan 2,8 millones de viajeros de otros países, pero que la mayoría llegará coincidiendo con las vacaciones de Navidad, entre los días 20 y 30 del mes, por lo que "el impacto sobre turistas extranjeros es lógicamente menor". Por destinos, Sebastián ha indicado que el impacto ha sido "limitado" en turismo rural, urbano y de estaciones esquí; frente a las islas y los destinos costeros en general que se han visto más afectados por las cancelaciones de vuelos.

Por último, Sebastián ha afirmado que el daño será "significativamente menor" que el que causó el pasado abril la crisis aérea por la erupción del volcán islandés Eyjafjalla. En este sentido, ha recordado que la diferencia es que "no se pueden pedir responsabilidades a un volcán" pero sí a los controladores aéreos. "Los responsables de esta situación son los que la han creado", ha dicho Sebastián antes de defender la declaración del estado de alarma que obligó a los controladores a volver a sus puestos. Una situación que, según ha dicho el ministro, "no descarta" prolongar si es necesario el presidente del Gobierno.