Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liberty aprueba la operación con PRISA

PRISA captará 868 millones de dólares y empezará a cotizar en la Bolsa de Nueva York

El primer paso para culminar la alianza estratégica entre Liberty y PRISA , grupo editor de EL PAÍS, ya está dado. Los inversores de Liberty Acquisition Holdings Corp han aprobado hoy en la junta general de accionistas celebrada en Nueva York los acuerdos necesarios para su entrada en el capital social de PRISA. El próximo sábado 27 serán los accionistas de PRISA los que ratifiquen la operación mediante la votación en junta extraordinaria. La operación supondrá la entrada de fondos en PRISA por importe neto de 868 millones de dólares (unos 650 millones de euros al cambio actual) y abrirá al grupo la puerta para cotizar en Wall Street.

El accionista de referencia de PRISA continuará ejerciendo el control de la compañía y queda garantizada la continuidad de la gestión. El cierre de la operación ha culminado con éxito al contar con el apoyo de un gran grupo de inversores multinacionales, presentes en el fondo estadounidense, que pasarán a convertirse en accionistas minoritarios e independientes del grupo español.

Liberty anunció que la operación fue aprobada por el 74% de los accionistas y el 81% de los tenedores de warrants. Según una nota de prensa difundida por el grupo neoyorquino, no hubo tenedores de acciones de Liberty emitidas en su salida a Bolsa que eligiesen recibir en efectivo su parte de Liberty. De los 129 millones de acciones de Liberty que hay en circulación, hubo solo inversores con menos de 50.000 títulos que optaron por recibir 10 dólares en metálico, mientras que los tenedores de 90 millones de títulos optaron por el canje con títulos de PRISA y efectivo. El resto no hizo elección y también recibirá esa combinación de acciones y efectivo de PRISA.

La transacción se articula con la adquisición del 100% de Liberty por PRISA, que se realizará mediante una ampliación de capital en especie con un canje de acciones mediante el cual PRISA obtendrá una caja neta de 868 millones de dólares (unos 650 millones de euros), y los inversores de Liberty pasarán a ser accionistas de PRISA.

Tomando como base las condiciones revisadas en agosto pasado, cada acción de Liberty se canjeará por 1,5 nuevos títulos comunes (clase A) de PRISA, tres acciones preferentes convertibles (clase B) sin voto y 0,5 dólares en efectivo. Los títulos sin derechos políticos podrán convertirse en comunes en un plazo de 42 meses. Liberty espera que el intercambio de acciones pueda realizarse a partir del lunes próximo.

Liberty es una SPAC (Special Purpose Acquisition Company), una sociedad constituida para buscar una oportunidad de inversión para sus socios. Está liderada por Nicolas Berggruen y Martin Franklin. La inversión de Liberty en PRISA es la mayor de esta naturaleza que nunca se haya realizado.

La operación trasatlántica se enmarca en los esfuerzos del grupo PRISA por recapitalizar la sociedad, que cerró el tercer trimestre con una deuda financiera neta de 4.686,7 millones. La aportación de liquidez de Liberty, junto a la desinversión de ciertos activos, permitirá a PRISA reducir aproximadamente a la mitad su deuda y afrontar un cómodo calendario de vencimientos.

Según una nota emitida por el grupo de comunicación, "esta alianza estratégica es una prueba de la confianza que PRISA inspira en los mercados internacionales por el liderazgo y solidez de sus negocios en los sectores editorial, educativo, prensa, audiovisual y digital, así como en su estrategia de crecimiento".

Para que se complete la operación faltan dos pasos más. Mañana en Madrid, el grupo PRISA aprobará la nueva configuración de su consejo de administración, en el que Liberty contará con dos representantes. Y el sábado, los cambios deben ser refrendados en junta extraordinaria de accionistas de PRISA, donde se aprobará la ampliación de capital para la entrada de los accionistas de Liberty en su capital social. Cuando la integración culmine este fin de semana, PRISA podrá cotizar en Nueva York, a partir de la primera semana de diciembre.

La presencia en el mercado de capitales estadounidense junto al hecho de que habrá más acciones flotando en manos de los inversores, hará de PRISA una compañía más atractiva. El estreno formal en la plaza neoyorquina se producirá en abril de 2011, previsiblemente.

"El acuerdo con Liberty ayudará a la transformación de PRISA y a su expansión en los mercados internacionales, especialmente en EE UU, Brasil, México y el resto de Latinoamérica", señala el grupo de medios, a la vez que reitera que el propósito "es contar con socios estratégicos que contribuyan a su transformación en una empresa de tecnología avanzada orientada al consumidor, con una clara vocación de expansión y liderazgo en los mercados de habla española y portuguesa".

"Estamos extremadamente agradecidos con el alto nivel de confianza que mostraron los accionistas en la transacción con PRISA. PRISA posee una excelente cartera de marcas con liderazgo global y excitantes perspectivas de crecimiento, tanto en Europa como en Latinoamérica y el mercado hispano en EE UU", señaló Martin E. Franklin, presidente del Consejo de Administración de Liberty.

"Conozco PRISA desde hace años y estoy encantado con el claro apoyo mostrado por los accionistas de Liberty. Las destacadas marcas de PRISA representan activos muy robustos que proporcionan las bases de lo que seguramente será con el tiempo una gran historia de negocio", Nicolas Berggruen, consejero delegado de Liberty.